La calle de la Creu Gran tendrá un nuevo carril bici para mejorar la movilidad de la zona

Se incluye en la red de itinerarios principals para bicicletas que contempla el Plan de Movilidad 2016-21

El nuevo carril bici que se habilitará en la calle de la CreuGran, en el tramo comprendido entre la calle de Sant Antoni y la plaza de la Creu Gran, forma parte de la red de itinerarios principales para bicicletas que contempla el Plan de Movilidad 2016-2021 del Ayuntamiento de Terrassa. Con este nuevo carril se facilitará que las personas que circulen en bicicleta puedan seguir el itinerario desde el puente de Sant Pere hasta la calle de Garcia Humet de forma directa, puesto que la señalización del carril bici se hará en sentido contrario a la calle de la Creu Gran. Además, contribuirá a mejorar la movilidad de las personas usuarias entre el barrio del AnticPoble de Sant Pere, la zona de la plaza del Doctor Robert y la isla de peatones. Los trabajos de señalización de este tramo, que tendrá un total de 232 metros, empezarán el próximo martes, 15 de mayo.

La red de itinerarios para bicicletas en Terrassa tiene actualmente 150 km de longitud. De estos, 18,6 km corresponden a carriles bici segregados -de los cuales hasta 7,7 km están situados a la acera y 10,9 km a la calzada-, y 131 km que cohabitan con otros espacios. Mayoritariamente comparten espacio con los vehículos (zonas 30 y calles pacificats), con quienes comparten 112,2 km, seguido de los peatones (islas, parque de Vallparadís, etc.), con 15.84 km, y del autobús (Rambla de Ègara, carril bus de la carretera de Montcada, etc.), con sólo 2,7 km.


Incentivar el uso cotidiano para los desplazamientos urbanos

En los últimos años, el Ayuntamiento ha incorporado la bicicleta como una de las alternativas de transporte más segura y sostenible y ha incentivado su utilización cotidiana para los desplazamientos urbanos. Primero, con un Plan de Promoción para el uso de la Bicicleta en Terrassa 2012-2013, y más tarde con el Plan de Mejora de la Calidad del Aire 2015-

2020 y el Plan de Movilidad de Terrassa 2016-2021, que contemplan medidas concretas para fomentar su uso. También el Plano Director de la Policía Municipal prevé incorporar las bicicletas en un futuro porque los agentes se desplacen por la ciudad con este vehículo.