El Gobierno Municipal trabaja en un proyecto de Ordenanzas Fiscales para 2023 que prevé su congelación por tercer año consecutivo

El actual contexto económico, marcado por una subida constante de los precios en el consumo, aconseja no incrementar la presión fiscal municipal para no aumentar la carga sobre la ciudadanía y las empresas

Isaac Albert, tinent d'alcalde de Serveis Generals i Govern ObertEl Gobierno Municipal ha iniciado el proceso de tramitación de las Ordenanzas Fiscales del año 2023, que finalizará con la celebración de un pleno extraordinario previsto para el próximo 4 de noviembre. Este año, el calendario no permite llevar a un único pleno municipal las Ordenanzas y el Presupuesto municipal para el próximo año.

El equipo de Gobierno plantea que durante el 2023 no se incrementen las ordenanzas fiscales, ni los tipos impositivos ni los coeficientes. El teniente de alcalde de Servicios Generales y Gobierno Abierto, Isaac Albert, razona esta decisión: «Vivimos un momento complejo económicamente, con un alza de los precios exorbitada, impulsada por la crisis en los suministros, que afecta directamente a las economías familiares y de las empresas. Aunque esta realidad también impacta en los gastos del Ayuntamiento, no queremos ni podemos mantenernos al margen de las dificultades que están sufriendo actualmente muchos de nuestros vecinos y vecinas. Como ya hicimos en los dos años posteriores a la pandemia, hemos decidido mantener congeladas las Ordenanzas Fiscales durante el 2023. Toca realizar un ejercicio de responsabilidad ante la ciudadanía y el tejido económico y contener las Ordenanzas Fiscales».

Mejoras en las Ordenanzas

Pese a que el proyecto de Ordenanzas Fiscales no contempla incremento de la presión fiscal, sí incorpora novedades y mejoras técnicas respecto a las del año pasado con el objetivo de adecuarlas a la realidad y hacerlas más justas:

  • Entrada en funcionamiento del nuevo gestor tributario.

A principios del 2023 se pondrá en funcionamiento un nuevo gestor tributario que mejorará la gestión de los tributos del Ayuntamiento y los hará más comprensibles a la ciudadanía. Está previsto realizar la migración de todos los datos al nuevo sistema durante el mes de febrero, lo que comportará este año una modificación del calendario fiscal para evitar cualquier posible incidencia. De esta forma, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) se girará a partir de marzo y no de enero, como es habitual.

El nuevo gestor tributario supondrá numerosas ventajas. Por un lado, permitirá establecer una cuenta fiscal personal, donde el Ayuntamiento girará automáticamente todos los recibos municipales, sin requerir las domiciliaciones una a una. También permitirá mayor flexibilidad y facilidad a la hora de fraccionar los recibos y ofrecerá una potente oficina virtual tributaria desde la que se podrá acceder a toda la información fiscal y gestionarla más fácilmente.

Una vez rodada la nueva herramienta, está previsto que en 2024 se impulse el plan personalizado de pago, es decir, cada ciudadano podrá decidir cuándo pagar sus impuestos de acuerdo con su economía personal.

  • Energías renovables.

Teniendo en cuenta que tanto el Estado como la Generalitat de Catalunya han impulsado programas de subvención a la instalación de placas fotovoltaicas, en la misma línea que lleva a cabo el Ayuntamiento de Terrassa desde hace años, el Consistorio adecuará la ordenanza para garantizar que la combinación de estas ayudas cubra hasta un máximo de un 50% de la instalación.

También se estudia el establecimiento de una nueva tasa para el autoconsumo de energía solar pública. Se trata del primer paso hacia la creación de comunidades energéticas que ofrezcan electricidad en torno a instalaciones solares públicas.

  • Bonificaciones por declaración de especial interés.

La ampliación del catálogo del plan especial de patrimonio histórico ha llevado a una modificación del impuesto de construcción para que los edificios catalogados puedan acceder a las bonificaciones por declaración de especial interés.

  • Incorporación en las Ordenanzas del nuevo servicio de contadores de TAIGUA.
  • Tasa de tenencia de animales de compañía.

Con la voluntad de mejorar el censo municipal y poder tener registrados a todos los animales existentes en la ciudad, la tasa anual desaparece. A partir de ahora sólo existirá un pago único de alta.

  • Tasa por el uso de la vía pública en producciones audiovisuales.

Está previsto ajustar esta tasa para contribuir a promocionar la industria.