El Pleno de Terrassa dará el último paso para que el proyecto de la Anilla Verde sea una realidad

El Pleno del viernes debatirá sobre la modificación del POUM, el Plan especial y el Catálogo de masías

La Anilla Verde es un proyecto que surgió en 2012 como propuesta ciudadana para evitar la degradación del entorno natural y agrícola que hay desde el entorno urbano hasta los límites del término municipal. Es un espacio natural sin urbanizar, que ocupa una superficie de 4.400 Ha, con 2.640 Ha de bosques, 1.210 Ha de cultivos, 347 Ha de rieras y torrentes que incluyen el sistema hidrográfico y su ámbito de protección, 25 Ha de equipaciones y 178 Ha de infraestructuras y servicios técnicos. Un espacio que conforma un paisaje de gran valor ambiental, paisajístico y cultural, con un importante potencial ecológico, social y económico. La Anilla Verde es un patrimonio natural de Terrassa que, a medio y largo plazo, se convertirá en uno de los rasgos distintivos de la ciudad.

El Pleno del 18 de diciembre de 2014 aprobó inicialmente los dos documentos urbanísticos que permitían la consecución de estos objetivos. Ahora, el Pleno de viernes, llevará a aprobación provisional la modificación puntual del Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) al ámbito de la Anilla Verde, el Plan especial y el Catálogo de masías para garantizar su protección urbanística y ambiental a través de modificaciones de calificaciones, los ajustes de régimen de suelo, la regulación de los usos y también de las construcciones, tanto existentes como futuras. La aprobación definitiva corresponderá a la Generalitat, puesto que es el organismo que tiene las competencias para hacerlo. 

En cuanto a los elementos importantes que contempla la propuesta de la modificación puntual del POUM destaca la delimitación de siete ámbitos diferentes para trabajar en la preservación de la conectividad ecológica; la concreción de unas zonas de especial protección para la biodiversidad (donde se restringen los usos, actividades e instalaciones que la pudieran malograr) y el hecho que las nuevas construcciones por actividades se agrupen en torno a las masías existentes para aprovechar, de este modo, los accesos, los servicios y redes de suministro.

También se propone la creación de tres nuevas zonas en que se ordena el suelo no urbanizable de acuerdo con sus usos: la protección de rieras y torrentes (166 Ha) para preservar su funcionalidad ecológica; el uso agrícola (1.210 Ha) para los suelos que hacen (o harán) estas actividades y una zona de bosque (2.640 Ha) que engloba las masas forestales que, por el hecho de presentar una pendiente superior al 15%, se consideran no aptos por el cultivo.

Por otro lado, se identifican cuatro tipos de ámbitos de especial interés ecológico (zonas de especial interés para la biodiversidad; puntos críticos de conectividad, parque natural y parco de nueva creación), que en conjunto suman 2.554 Ha (el 58% del suelo no urbanizable). A la vez, se contempla la sustitución de la denominación de caminos rurales e históricos del POUM por la de caminos principales y secundarios. En total, se estructura una red de 133 kilómetros de caminos para el uso público, que permite dar accesibilidad a las masías y a las actividades económicas propias de este territorio rural. 

Uno de los aspectos destacados de la Anilla Verde es el camino circular de 35 kilómetros de longitud que recorre todo el entorno natural y agrícola, dando la vuelta entera al término municipal, y que transita por lugares de elevado interés paisajístico y patrimonial. Desde la ciudad se accede con facilidad a través de las "puertas de la Anilla Verde" y de los caminos históricos que conectan con este itinerario. El Ayuntamiento ha arreglado un primer tramo. Los dos siguientes, que casi completarán todo el recorrido, están en proyecto y contarán con señalización específica, áreas de estancia y miradores, además de una mejora del pavimento y varias plantaciones.


Plan especial y Catálogo de masías

El pleno de viernes también debatirá la aprobación provisional del Plan especial de la Anilla Verde, que contempla las condiciones de protección ambiental y la regulación detallada de las calificaciones del suelo fijadas en la modificación puntual del POUM, y la aprobación provisional del Catálogo de masías, que describe las 22 catalogadas incluidas dentro del ámbito del Pla especial. De este catálogo, se ha extraído la Casa Nova de l'Obac porque desde noviembre de 2018 pertenece al término municipal de Vacarisses. 

De este modo se pretende, por un lado, ordenar el territorio, establecer las medidas de protección ambiental del paisaje y las condiciones en que se desarrollan los usos y actividades económicas. Y, de la otra, identificar las masías en suelo no urbanizable para regular y establecer los usos admitidos y protegerlas por su valor histórico, ambiental, arquitectónico y social.

El Plan especial es el instrumento que ordena y regula sus diferentes funcionalidades: la ecológica y natural, para preservar los hábitats y la conectividad; la económica, para desarrollar las actividades del sector primario; y, por último, la social, para incentivar su uso por parte de la ciudadanía. 

El Plan especial incide, principalmente, en los siguientes aspectos: 

• La protección de los hábitats naturales que son de interés para la biodiversidad: márgenes de cultivo y masas boscosas; zonas de especial interés para la biodiversidad y hábitats de interés comunitario.

• La preservación y mejora de los hábitats y elementos singulares: hábitats naturales de interés; flora y fauna; conectores ecológicos (conector norte-sur que una Sant Llorenç del Munt con la sierra de Collserola; conector occidental, que circula por el oeste del término municipal; conector este-oeste, que religa Montserrat con Sant Llorenç del Munt y el Montseny); árboles de interés local y fuentes naturales.

• La regulación de las actuaciones y elementos que afectan el territorio, como también de los vectores ambientales (abastecimiento de agua, medidas de ahorro de agua, saneamiento, residuos, contaminación del suelo, lumínica y atmosférica) y de los ámbitos de especial interés ecológico. 

En el ámbito de la protección de los torrentes y rieras ya se está actuando con la retirada de huertos, cierres y construcciones que afectan los cauces y las orillas, especialmente en la cuenca del torrente de la Grípia y en la zona de les Martines.