El puente del Cementiri Vell volverá a ser de doble sentido una vez se ejecuten las obras de ampliación de las aceras

El consistorio ha ajustado el proyecto inicial para permitir el doble sentido de circulación y descongestionar así el tráfico de la calle Topete

Pont Cementiri Vell

El Ayuntamiento ha presentado una nueva propuesta del proyecto de ampliación de las aceras del puente del Cementiri Vell, el cual se ejecutará a lo largo de este 2024 con la ayuda de los fondos Next Generation 2. Según prevé el consistorio, el puente del Cementiri Vell recuperará el doble sentido de circulación una vez se ejecuten las obras de ampliación de las aceras.

El puente del Cementiri Vell es una infraestructura que cruza el parque de Vallparadís y conecta el centro con los barrios del este de la ciudad para salvar la barrera orográfica que supone el parque. En su estado actual cuenta con ampliaciones tácticas de acera en la calzada, a ambos lados, y con un único carril de circulación en sentido norte. El proyecto inicial que el Ayuntamiento presentó en la convocatoria de los fondos europeos Next Generation planteaba la consolidación en obra de las aceras tácticas y la creación de un nuevo carril bici de sentido único. Sin embargo, desde el consistorio se ha trabajado con una adaptación de esta misma propuesta con el objetivo de recuperar la doble circulación de vehículos de este vial, mientras se sigue cumpliendo con la normativa de accesibilidad. Según expresó el teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Xavier Cardona: «Hemos mejorado la propuesta inicial, para dar respuesta a las demandas que nos han hecho llegar los vecinos y vecinas y otros colectivos vinculados a la movilidad de la ciudad. Creemos que recuperar el doble sentido de circulación en el puente del Cementiri Vell puede servir para descongestionar el tráfico y hacerlo más fluido en esta zona».

Así el proyecto supondrá reurbanizar el puente en una plataforma plana que se dividirá en una acera de 2 metros, un carril de circulación de 3 metros de ancho y una zona de prioridad peatonal de 4'60 metros, la cual permitirá la circulación de bicicletas y vehículos motorizados a menor velocidad.

Se prevé que las obras tengan un plazo de ejecución de seis meses y que se lleven a cabo a partir de junio. Durante la realización de estos trabajos también se ejecutarán las reparaciones necesarias para dar solución a las patologías detectadas durante el análisis del estado del puente, reparando las estructuras de hormigón y el ascensor, así como aumentando la altura de la barandilla.