El proyecto de Presupuesto prioriza la limpieza, la movilidad, la economía, el espacio público y la atención a las personas

El Gobierno tiene la voluntad de elevar la propuesta de ordenanzas fiscales y presupuesto 2020 en un único pleno, el 30 de octubre

La propuesta de Presupuesto para 2020 que ultima el Gobierno municipal dibuja como principales prioridades para el próximo ejercicio la limpieza, la movilidad, la promoción económica y el espacio público, así como las políticas sociales, la cultura y la educación. Así se desprende del proyecto de Presupuesto y Ordenanzas Fiscales que el Gobierno ha expuesto hoy a los grupos municipales, en la Comisión Informativa extraordinaria de Servicios Generales y Gobierno Abierto presidida por la teniente de alcalde Núria Marín, que ha tenido lugar esta mañana en el Ayuntamiento.

Según la propuesta, el Presupuesto ordinario del Ayuntamiento para 2020 sería de 208,2 millones de euros, una cifra que supone el 5% de incremento respecto al ordinario de 2019 (que es de 198 millones de euros) . Asimismo, el presupuesto de inversiones sería de 9 millones de euros. Atendiendo las prioridades políticas del Gobierno municipal marcadas en el Programa de Gobierno 2019-2023, estos recursos del presupuesto ordinario y las inversiones se destinarán, de manera prioritaria, a la mejora de la limpieza y la gestión de residuos (con una partida de 1'8 millones de euros de ordinario -de los que 793.000 están limitados- más un millón de inversiones), pero también a las políticas sociales y de atención a las personas vulnerables, el mantenimiento y mejora del espacio público y los equipamientos cívicos, deportivos y educativos, a la implantación del Plan de movilidad y a otras acciones de mejora de la movilidad y del transporte público, a la educación, el apoyo y fomento de la cultura y la implantación de nuevos programas culturales, la economía -con inversiones en polígonos y con partidas de ordinario dirigidas a la promoción económica-, y a vivienda, que contará con una partida de 500.000 euros para inversiones.

Aunque hay una previsión de mayores recursos (entre ingresos y repriorizaciones de gasto) cuantificada en 20.175.000 euros, este año persisten las limitaciones en cuanto a la aplicación de estos recursos, fundamentadas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la participación en los Ingresos del Estado, datos que no se conocerán hasta que no se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. Estas limitaciones afectan a un total de 8,7 millones de euros, por lo que quedan 11'5 millones de euros sin afectación. De estos, la mayor parte (unos 9'5 millones) se destinarán a cubrir obligaciones contractuales y similares (recursos humanos, licitaciones en curso, aumento del canon y otros costes de residuos, etc). Así pues, los recursos sin limitaciones no comprometidos serán de 2 millones de euros. El equipo de Gobierno mantiene estos recursos afectados por limitaciones en el presupuesto, para el caso que durante el año varíen las circunstancias que originan la limitación o para posibles cambios normativos relativos a la regla de gasto que podrían reducir las limitaciones.

Ordenanzas fiscales

La propuesta de Ordenanzas Fiscales para 2020 tiene por objetivo buscar el equilibrio entre los ingresos y los gastos previstos. Así, se quiere complementar los recursos para cubrir las obligaciones contractuales y legados, pero también para la mejora de los servicios públicos y para aumentar las dotaciones en aspectos prioritarios para el Gobierno municipal como limpieza y residuos, mantenimiento de la ciudad, movilidad y educación, entre otros.

Por lo tanto, se propone el aumento del 5% del Impuesto de Bienes Inmuebles y de la Tasa de Residuos, y de un 2% en el Impuesto de Actividades Económicas, Plusvalía y Vados. En cuanto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras se propone una actualización de los módulos, que no implica un aumento de los tipos impositivos. Asimismo, se propone una actualización general del 2% de las tasas y precios públicos, excepto las tasas sobre la prestación de servicios en centros docentes de titularidad municipal y las tasas relativas a Servicios Sociales. La presión fiscal en Terrassa se mantiene en niveles moderados y la ciudad continúa por debajo de la media catalana.

El importe estimado de aumento de ingresos para 2020 por variación de las ordenanzas fiscales sería de 3.996.000 euros. La propuesta garantiza el sistema de bonificaciones y ayudas sociales, que este año incorpora algunas modificaciones (se propone introducir una nueva bonificación en el ICIO para la instalación de puntos de recarga eléctrica en edificios de viviendas plurifamiliares y unifamiliares).

Calendario

Según el calendario planteado, el viernes 25 de octubre habrá una nueva comisión informativa para que los grupos municipales analicen y debatan la propuesta de Presupuesto y Ordenanzas Fiscales 2020. La voluntad del Gobierno municipal es elevar las dos propuestas en la misma sesión plenaria, un Pleno extraordinario previsto para el miércoles 30 de octubre. Si la propuesta se aprueba, el nuevo Gobierno municipal dispondrá de Programa de Gobierno, de Ordenanzas Fiscales y de Presupuesto a poco más de 130 días desde el inicio de mandato.