El proyecto Pasaporte Edunauta dobla el número de alumnos participantes

Hoy se han entregado los diplomas del pasado curso y los pasaportes para el nuevo curso

Passaport EdunautaEl proyecto Pasaporte Edunauta ha iniciado hoy su tercera edición con casi 460 alumnos de cinco escuelas de la ciudad, cerca del doble que el pasado curso. El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, y la concejala de Educación, Teresa Ciurana, han participado en el acto de entrega de los diplomas para el alumnado que participó en el proyecto el curso pasado y la entrega de los pasaportes para el curso 2022-2023.

La principal novedad del proyecto, en esta tercera edición, es la incorporación del alumnado de sexto de las cinco escuelas participantes. El curso pasado eran 244 alumnos de quinto y este año, con la incorporación de sexto, la cifra alcanza los 457. Los centros implicados en este curso son los mismos del año pasado: Joan Marquès Casals, Roser Capdevila, Liceo Egara, Ramon Pont y Salvador Vinyals i Galí.

Pasaporte Edunauta es un proyecto de ampliación de oportunidades educativas y de acreditación de los aprendizajes fuera de la escuela diseñado por la Cooperativa +Educació con el apoyo de la Fundación Jaume Bofill, iniciado el curso 2020-2021 en diferentes ciudades de Catalunya. Terrassa ha participado desde la primera edición. El proyecto se basa en un pasaporte físico en el que los niños van registrando una serie de actividades educativas fuera de clase a través de las cuales se trabajan competencias transversales.

Durante el acto, el alcalde ha afirmado que: «El proyecto Passaport Edunauta es una manera de descubrir que fuera de la escuela también podemos aprender muchas cosas. En casa, con la familia, en los museos, en los parques, en toda la ciudad». Ballart también ha destacado «la importancia de vincular el conocimiento adquirido en el aula con las actividades que nos ofrece el entorno para crecer desde nuestras calles y desde nuestros barrios».

Para la teniente de alcalde de Ciclos de la Vida y concejala de Educación, Teresa Ciurana: «Esta es una de las diferentes iniciativas que impulsa el Ayuntamiento por la equidad de acceso a las actividades educativas fuera de la escuela. Un tercio de los niños y jóvenes de Terrassa no hace extraescolares y esto comporta que, a la larga, se encuentren en situación de desventaja respecto al resto del alumnado. Con proyectos como éste estamos intentando reducir esa brecha», ha explicado.
 
El alumnado y las familias de los centros participantes en Pasaporte Edunauta tienen a su disposición un catálogo con propuestas de actividades para realizar en casa y otro en diferentes localizaciones de la ciudad, llamadas «destinos de aprendizaje». Muchos de estos destinos corresponden a servicios, entidades o empresas que tienen acuerdos con el Ayuntamiento para facilitar el acceso del alumnado a sus actividades o para organizar degustaciones o puertas abiertas para el alumnado edunauta. Este año, se han incorporado al proyecto nuevos destinos de aprendizaje, como las bibliotecas municipales o entidades como el Club de Ball Esportiu Impuls.
 
Los pasaportes se entregan a principio de curso y son válidos hasta el curso siguiente, para que el alumnado pueda también acreditar los aprendizajes realizados durante las vacaciones de verano. Al principio del curso siguiente se celebra el acto de graduación, en el que el alumnado edunauta recibe un diploma de reconocimiento del conjunto de aprendizajes realizados, y se entregan los pasaportes para el nuevo curso.

En Terrassa, el proyecto Pasaporte Edunauta se enmarca en el Plan Educativo de Entorno y lo coordina una comisión formada por el Ayuntamiento, la Generalitat de Catalunya, las escuelas participantes y el Institut Jaume Cabré. La comisión se encarga de validar las acciones propuestas y de diseñar e impartir formación al profesorado de las escuelas, a fin de garantizar el encaje de las actividades edunautas con los contenidos que se imparten en clase.