Los casals de verano para niños y niñas en situación vulnerable amplian horario y incluyen también la cena

180 niños y niñas disfrutaran de este servicio del 27 de julio al 10 de septiembre

Casals d'estiuEl Ayuntamiento de Terrassa, con la colaboración de cuatro entidades de ocio infantil de la ciudad, ampliará este verano el dispositivo de atención social para niños en situación vulnerable. Por tercer año consecutivo, este dispositivo garantizará que los niños y niñas de familias sin recursos puedan cubrir las necesidades alimenticias, además de recibir atención socioeducativa, durante el período que va desde el cierre de los centros de verano convencionales hasta el inicio del curso escolar. El servicio se desarrollará entre el 27 de julio y el 10 de septiembre y dará cobertura a unos 180 niños y niñas.

La principal novedad de este año será la inclusión de una merienda-cena y la consiguiente modificación de horarios. Este verano los centros funcionarán entre las 13 y las 20 h, para cubrir el horario de los dos comidas. Los centros van a cargo de los Esplais La Fábrica, Guadalhorce, Can Palet y Grup Colònies Ca N'Anglada. Los dos primeros ya habían colaborado con el Ayuntamiento de Terrassa en estos casals especiales, mientras que los dos últimos se añaden este año al dispositivo.

El Ayuntamiento de Terrassa valora muy positivamente la implicación de estas entidades, por el valor añadido que representa su conocimiento y experiencia en el trabajo con la infancia desde la educación en valores y para que faciliten la vinculación de los niños en la red social del territorio.

Paralelamente a los centros, los servicios sociales municipales, en colaboración con Cruz Roja, volverán a llevar a cabo el programa de tarjetas-monedero para 150 familias con niños y niñas en situación vulnerable. Mediante este programa, las familias disponen de una tarjeta-monedero que les permite hacer la compra, a la vez que participan en acciones de formación en aspectos como el aprovechamiento de la comida, la economía doméstica o la mejora de los hábitos alimentarios.

Finalmente, el dispositivo de atención social a la infancia para el periodo estival incluye también la dotación de becas para los centros convencionales, es decir, los que se están llevando a cabo este mes de julio, con la participación de unos 1.700 niños y jóvenes de toda la ciudad. De éstos, 510 cuentan con una beca para asistir a los centros, que en 281 casos incluye el servicio de comedor.

En total, el Ayuntamiento de Terrassa tiene previsto destinar este verano alrededor de 230.000 euros a la atención social a niños en situación vulnerable, entre los casals especiales de agosto, las becas de los centros ordinarios y el programa de tarjetas monedero.