Los "casals" municipales de invierno acogen 480 niños y jóvenes de entre 3 y 17 años

Las entidades de ocio han colaborado con el Ayuntamiento en el diseño y la puesta en marcha del proyecto

Casals d'hivern

Los "casals" municipales de invierno, organizados por el Ayuntamiento de Terrassa en colaboración con ocho entidades de ocio de la ciudad (Esplai Ca n'Aurell, Esplai Tremola de Vilardell, Centre de Lleure Tu Tries, Insoc-Centre d'Esplai Guadalhorce, Esplai La Fàbrica de Can Tusell, Esplai Can Palet, Grup de Colònies de Ca n'Anglada y Centre d'Esplai de Can Parellada), acogen durante estos días un total de 480 niños. De ellos, 413 han sido derivados desde los Servicios Sociales municipales. En este último caso, se trata de niños y adolescentes que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que ya disponen de becas durante su escolarización.

La duración de estos "casals" de invierno es de 8 días, entre el 27 de diciembre y el 5 de enero, en horario de 9 de la mañana a 3 de la tarde. Los centros se dirigen a niños y adolescentes de entre 3 y 17 años.

Los Servicios Sociales continúan detectando niños y jóvenes en situación de riesgo social que no tienen garantizada la cobertura de sus necesidades básicas alimentarias y educativas durante el periodo de vacaciones de invierno. Por esta razón, también se ha puesto en marcha un servicio de comedor de características similares al de las vacaciones de verano, para garantizar su cobertura.

Una propuesta inclusiva

Con la voluntad de crear proyectos y servicios que no discriminen la población con menos recursos y de impulsar propuestas de acción social inclusivas, el Ayuntamiento ha propuesto a las entidades de ocio de la ciudad participar de forma activa en el diseño de este operativo. Esta propuesta permite, por un lado, garantizar la cobertura de necesidades básicas de niños y jóvenes en situación de riesgo, ofreciéndoles un servicio de comedor y un espacio educativo de calidad. Además, se ha incidido en ofrecer un recurso normalizado al resto de la ciudadanía que permita conciliar la vida familiar y laboral. Un ejemplo inclusivo de los "casals" de invierno es que hoy martes, 3 de enero, se ha abierto por primera vez el salón Juguem + en horario especial de mañana, para que pudieran asistir todos los niños que toman parte en los "casals". Esta iniciativa, que ha contado con un elevado número de público, ha sido muy bien valorada por parte de las entidades de ocio y las familias usuarias de los centros de invierno municipales.

Los "casals" de invierno se pusieron en marcha a finales del año 2013 y, desde entonces, se han ido introduciendo mejoras para consolidar este proyecto. Este año, el Ayuntamiento ha invertido un total de 75.570 euros.