Jordi Ballart: "Hay muchas esperanzas en el cambio de modelo del agua en Terrassa y no las defraudaremos"

El alcalde de Terrassa ha participado hoy en Madrid en la mesa redonda de alcaldes y alcaldesas dentro del I Encuentro de Ciudades para la Gestión Pública del Agua

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha expuesto hoy en Madrid que "Terrassa es una pieza significativa del debate sobre el gobierno y la gestión del agua. Lo que está en juego no es una concesión en una gran ciudad, sino todo el gran negocio del agua privatizada en Catalunya y España. Hay muchas esperanzas en el cambio de modelo del agua en Terrassa y no las defraudaremos". Esta es una de las afirmaciones que Ballart ha hecho a la mesa en defensa de la gestión pública del agua que hoy ha reunido alcaldes y alcaldesas de 10 ciudades del Estado, dentro del I Encuentro de Ciudades por la Gestión Pública del agua, celebrado el 3 y 4 de noviembre en el Palacio de Cibeles a iniciativa del Ayuntamiento Madrid y la Red Agua Pública (RAP). Con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de anfitriona; junto con el alcalde de Terrassa la mesa ha reunido a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona; y los alcaldes de Valencia, Zaragoza, Córdoba, Valladolid, A Coruña, Santiago de Compostela y Arganda del Rey.

En este marco, Ballart ha hecho el relato del que significa el "proceso de rescate público del gobierno y la gestión del agua en la ciudad". Ha explicado la situación actual de fin de la concesión del servicio después de 75 años a la empresa privada Mina Pública d'Aigües de Terrassa SA, el proceso de liquidación y el proceso de debate ciudadano sobre el futuro modelo de gestión.

Horizonte a medio plazo

Ballart ha explicado en la mesa redonda el posicionamiento de la mayoría del Consistorio en favor de la gestión pública directa del agua y ha dibujado el horizonte de este proceso a corto plazo. Con la previsión que el Pleno municipal tome un acuerdo la primavera de 2017, Ballart ha repasado los cinco pasos a seguir: hacer un proceso de transición limpio, justo y ejemplar, tratando con el máximo cuidado, sensibilidad y dentro de la legalidad todas las cuestiones relativas a las inversiones efectuadas, a los pequeños accionistas históricos, así como al personal que está realmente adscrito al servicio municipal en Terrassa; mantener el precio del agua en la franja media-baja; dar una salida justa y legal a todas las entidades locales que hasta ahora han recibido ayudas económicas por parte de la Fundación Mina, así como también mantener, posiblemente bajo otra forma, el actual Fondo Social del Agua; crear una estructura empresarial pública de gestión profesional y eficaz que asegure la calidad del servicio, del mantenimiento y de las inversiones, así como de las políticas sociales del agua; y abrir a los ciudadanos y ciudadanas la participación en un órgano de control y supervisión de todo el servicio público, fomentando una nueva cultura del agua y una nueva cultura de lo público.

Para el alcalde, se trata de un "reto económico, político y organizativo de gran envergadura para el que nos estamos preparando a fondo para hacer las cosas bien y con éxito". Ballart ha incidido en que "el agua es de la ciudadanía, es de todas y todos los ciudadanos. Este es el principio que resume nuestro posicionamiento, el posicionamiento de 20 de los 27 regidores del Consistorio".

El alcalde ha concluido que "la municipalització del agua es la opción más viable, más ajustada al interés general y a la ley, a pesar de todos los obstáculos que nos ponen en los ayuntamientos las leyes y las políticas neoliberales del gobierno del PP".

Declaración institucional

Al finalizar la sesión se ha hecho la lectura de la Declaración Institucional de los Alcaldes sobre la Gestión Pública del Agua, en defensa del que constituye uno de los derechos humanos fundamentales, así reconocido por Naciones Unidas: el acceso al agua y al saneamiento.