El Ayuntamiento cede más de un centenar de bicicletas abandonadas a la entidad Biciclot para que tengan una segunda vida

La acción es fruto de un convenio de colaboración para la cesión gratuita de las bicicletas que se encuentran a los puntos limpios o en el depósito de la Policía Municipal

El Ayuntamiento de Terrassa ha firmado uno convenza de colaboración con la entidad Biciclot para la cesión de todas aquellas bicicletas que se encuentran a los puntos limpios o en el depósito de la Policía Municipal. Con esta iniciativa, el Consistorio quiere fomentar la reutilización de estos vehículos, cediendo de manera gratuita a la entidad sin ánimo de lucro Biciclot las bicicletas que han sido abandonadas a la vía pública o depositadas a las desecherías municipales de Can Barba o Can Casanovas. Son objetos de titularidad municipal, que tienen la consideración de residuo, y que a través de este convenio pueden optar a una nueva utilización y ser recuperados como medio de transporte sostenible. El convenio tiene una duración de dos años y se enmarca dentro de las líneas estratégicas en que se basa el actual Plan de Prevención y Gestión de Residuos Municipal, para fomentar un cambio de hábitos, reduciendo la generación de residuos, impulsando la reutilización.

La teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Lluïsa Melgares, y el regidor de de Medio Ambiente y Sostenibilidad y Energía, Carles Caballero, han hecho hoy acto de entrega al socio-fundador de Biciclot, Pere Serrasolses, de las bicicletas, enteras o partes de ellas, que había a la desechería de Can Casanovas y que, junto con las que están almacenadas al depósito de la Policía Municipal, suman más de un centenar. Melgares ha explicado que "reutilizar tiene un fuerte valor para el desarrollo sostenible porque promueve la protección del medio ambiente, se ahorran recursos y se reduce la contaminación. Si damos una segunda vida los objetos que hemos tirado, estos dejan de ser un residuo para ser nuevamente un recurso. Además, con este convenio, también promocionamos el uso de la bicicleta como medio para los desplazamientos y fomentamos una movilidad sostenible, saludable y accesible".

El convenio recoge el compromiso por parte de Biciclot de recoger las bicicletas abandonadas, de informar sobre el reaprovechamiento de los objetos cedidos gratuitamente y de participar en actividades y programas que se celebren en Terrassa y que estén vinculados al medio ambiente y a la movilidad sostenible. El Ayuntamiento ya subscribió convenios parecidos con esta entidad y con la asociación recircula en 2013 y 2016.

Biciclot es una entidad sin ánimo de lucro ubicada en Barcelona que promueve la bicicleta como medio de transporte sostenible. Uno de sus programas es recoger bicicletas usadas, para repararlas y ponerlas de nuevo en circulación, haciendo donaciones y devolviéndolas al mercado de segunda mano; potenciando así la economía circular y el consumo responsable con valores sociales y medioambientales. En Terrassa, Biciclot realiza los cursos del Ambicia't en el instituto donde cada año enseñan cerca de 800 alumnos a moverse en bicicleta por la ciudad de manera segura y sostenible.