El Ayuntamiento colabora con cuatro proyectos de ayuda humanitaria en Sudán, Haití, Marruecos y Palestina

Son las primeras subvenciones que se dan en el marco de la convocatoria de proyectos de ayuda humanitaria de emergencia de 2024

El Ayuntamiento de Terrassa apoya económico a cuatro proyectos de ayuda de emergencia para trabajar en Sudán, Marruecos, Haití y Palestina, a través de la convocatoria de concurrencia no competitiva para proyectos de ayuda humanitaria de emergencia de 2024. Esta línea de subvenciones está dotada este año con un total de 65.000 euros.

La convocatoria se abrió el 22 de febrero y el plazo de presentación de propuestas se cerrará el 31 de diciembre de 2024 o cuando se agoten los fondos. Pueden solicitar estas ayudas las entidades especializadas en el ámbito de la ayuda humanitaria y también las entidades locales que trabajen en algún territorio afectado por una situación de emergencia.

La regidora de Solidaridad y Cooperación Internacional, Rosa Boladeras, explica que «la vocación de Terrassa es, una vez más, estar junto a las personas que más lo necesitan en momentos de crisis humanitaria. Dar a las entidades las herramientas y los recursos para que actúen directamente sobre el terreno, de acuerdo con las necesidades que ellas mismas han identificado. Creemos que la colaboración con las entidades que trabajan directamente en las zonas afectadas es la mejor manera de ayudar y dar respuesta a las necesidades de cada momento».


Los cuatro proyectos

Los cuatro primeros proyectos que cuentan con el apoyo municipal a través de esta la convocatoria son:

- Farmamundi (Sudán): Intervención de emergencia para mejorar el acceso de servicios sanitarios y de protección de los refugiados del asentamiento de Adjumani, después de la llegada masiva de población refugiada sudanesa. El proyecto está subvencionado con 10.000 euros. El colectivo destinatario de la propuesta está formado por 1.625 personas (1.175 mujeres y niños). La intervención mejorará el acceso de emergencia a servicios sanitarios y de protección, después de la llegada masiva de población refugiada sud-sudanesa a Adjumani: 1.500 personas refugiadas (1.050 mujeres y menores) reciben tratamientos médicos en las unidades de salud fortalecidas por el proyecto y 125 mujeres refugiadas reciben kits de higiene, redes de mosquiteres y «kits de dignidad».

Según datos de ACNUR de diciembre de 2023, la población refugiada en Adjumani es de 219.763 personas (117.768 mujeres y 101.995 hombres), distribuidas en 30.154 unidades de convivencia.

- NPH (Haití): La Fundación Nuestros Pequeños Hermanos ha implementado un plan de acción inmediato para responder a la crisis de seguridad y salud en Haití. A través del Hospital St. Damien y el centro Kay St. Germain, ofrecen atención médica y apoyo a la población, especialmente a la maternoinfantil y a las familias con niños con discapacidad. Además, acogen a familias desplazadas, proporcionándolos refugio, alimentos, agua potable y asistencia material y financiera. El proyecto está subvencionado con 10.000 euros

El programa de emergencia de NPH se dirige especialmente a las personas más vulnerables, incluyendo niños, mujeres embarazadas y personas con discapacidad, que han sufrido traumas físicos y psicológicos a causa del conflicto armado en la capital haitiana. Los beneficiarios del proyecto son: personas y familias desplazadas, procedentes de varias áreas de Puerto Príncipe, que se enfrentan a una situación de gran vulnerabilidad, y neonatos, niños y mujeres atendidos en el hospital St. Damien. Entre los desplazados, hay niños, niñas y gestantes que sufren desnutrición, enfermedades infecciosas o traumas físicos y psicológicos a causa de la guerra desatada en la capital, donde las bandas armadas se disputan el control.

- Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo: La intervención de este ente supramunicipal pretende dar una respuesta de emergencia integral y basada en el enfoque de triple nexo, que no solo atienda las necesidades inmediatas de la emergencia, sino que invierta en el desarrollo de capacidades locales y promueva la construcción de una cultura de paz mediante procesos que propicien la inclusión, la participación y la cohesión social. El proyecto está subvencionado con 5.000 euros.

El Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo tiene una larga trayectoria de apoyo en el Marruecos y, e este momento, está ya en proceso de identificación de las respuestas de emergencia y las entidades aliadas durante la fase de reconstrucción puesto-emergencia, teniendo en cuenta la población de origen marroquí que vive en casa nuestra.

Después del devastador terremoto de septiembre de 2023, la situación en las regiones afectadas del Marruecos continúa siendo crítica. A pesar de la llegada de ayuda internacional, muchas familias siguen viviendo en condiciones precarias, en tiendas de campaña o barracones improvisados, mientras esperan las indemnizaciones prometidas por el Gobierno.

- UNRWA: Ayuda alimentaria de emergencia para la población palestina en Gaza. La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Próximo Oriente tiene una metodología integral y colaborativa para distribuir alimentos en Gaza. Esta estrategia incluye asegurar la accesibilidad y seguridad de los alimentos, adaptar la ayuda a las necesidades locales e involucrar la comunidad en la distribución. Se identifican las personas más vulnerables y se priorizan las necesidades nutricionales. El proceso implica la selección de proveedores, transporte, control de calidad y distribución equitativa. Se realiza un seguimiento constante y se utilizan sistemas informáticos para garantizar la transparencia y rendición de cuentas. Las personas beneficiarias refugiadas de Palestina en situación de pobreza con este proyecto son 428. El proyecto está subvencionado con 15.000 euros.

La situación actual en la Franja de Gaza es extremadamente preocupante y desesperada. Después de años de conflictos intermitentes y del bloqueo económico, esta última escalada de violencia ha llevado a un nivel de destrucción y pérdida de vidas nunca viste desde la Operación Margen Protector el 2014. La población civil, especialmente los niños, sufren las consecuencias más graves, con miles de víctimas mortales y heridos, además de la destrucción masiva de viviendas, infraestructuras y servicios básicos.


Características de los proyectos

Los proyectos subvencionados tienen que cumplir una de las siguientes características:

• Proyectos destinados a la provisión urgente de bienes y servicios básicos para garantizar la supervivencia y aliviar el sufrimiento de las personas afectadas por catástrofes naturales, conflictos armados, emergencias internacionales y situaciones de violencia

• Proyectos de respuesta humanitaria orientados a aliviar el sufrimiento, garantizar la subsistencia, proteger los derechos fundamentales y defender la dignidad de las personas afectadas por catástrofes naturales, conflictos armados, emergencias internacionales, situaciones de violencia y crisis humanitarias de larga durada

• Proyectos de asistencia prolongada a personas refugiadas y desplazadas

• Proyectos de rehabilitación inicial después de un desastre y acciones destinadas a la preparación y prevención de desastres

El Ayuntamiento de Terrassa contribuye a paliar los efectos de las crisis humanitarias desde el año 1992, destinando una parte del presupuesto del servicio de Solidaridad y Cooperación Internacional a la ayuda de emergencia. Desde el año 2018, se creó una convocatoria de subvenciones específica para cubrir las necesidades en las emergencias humanitarias, que se abre en enero y se cierra en diciembre.