El Ayuntamiento comienza hoy los trabajos para reparar los tramos deteriorados del pavimento del centro histórico

Las primeras actuaciones afectan a unos tramos de las calles Major y de Gavatxons

El Ayuntamiento de Terrassa ha empezado hoy toda una serie de reparaciones puntuales en varias calles de la isla de peatones del centro histórico, en un programa de actuaciones que durará hasta el mes de diciembre. Las obras van a cargo del servicio de Gestión del Espacio Público. Las actuaciones se centrarán en la Plaça Vella, el Arrabal de Montserrat y las calles de Gavatxons, Major y de la Unió. Hoy han empezado las obras al tramo de la calle Major comprendida entre las calles del Forn y el pasaje de Bastard, por lo cual la calle Major queda cortado al tránsito rodado hasta el viernes, 16 de noviembre. Se podrá acceder en la Plaça Vella por las calles de la Iglesia y de la Font Vella. Mientras duren las obras, los vehículos que pueden tener acceso puntual en la zona, que es de circulación restringida, no podrán circular.

La próxima actuación prevista afectará en la calle de Gavatxons, para reparar el pavimento que hay en el tramo comprendido entre la plaza de la Torre del Palau y la Plaça Vella, por lo cual se prohibirá la circulación de vehículos desde el lunes, 19 de noviembre, hasta el viernes, día 23 de noviembre.

Terrassa aprobó su plan de peatonalización del centro histórico en septiembre del 1991 y en 1992 se empezó a ejecutar para consolidar una imagen global y unificada de las calles y plazas del núcleo histórico, potenciar la actividad comercial y eliminar barreras arquitectónicas. Entonces se eligieron dos tipos de pavimento: uno de granito gris para la Plaça Vella y el Raval de Montserrat, y un otra de cerámica roja para los adoquines de las calles del casco antiguo.