El Ayuntamiento comienza las obras para recuperar los márgenes y el cauce del torrente del Cementiri

L'actuació s'integra dins el projecte de l'Anella Verda de Terrassa

El Ayuntamiento de Terrassa ha empezado hoy los trabajos que tienen que servir para recuperar los márgenes y el cauce del torrente del Cementiri, situado dentro de la finca municipal de Torrebonica. Es una zona que está delimitada al oeste por las calles de País Basc y Vigo; al este por los terrenos de Torrebonica; al sur por la N150; y al norte por la vía del tren de la RENFE. Se trata de un espacio bastante degradado donde el cauce prácticamente ha desaparecido, en que las condiciones por el drenaje del agua no son las adecuadas y, como también pasa con los márgenes, está ocupado por construcciones, vallas y huertos ilegales.

Los trabajos consisten al limpiar y desbrozar la zona, condicionar el cauce del torrente, derrocar las vallas y las construcciones existentes y labrar la superficie que quede liberada. El proyecto, que forma parte del programa Terrassa Barrios en Marcha, incluye la redefinición de los taludes, la recuperación de la zona de dominio público para la vegetación de ribera, la eliminación del carrizal y la tala de los árboles que están a los caminos de acceso o a la zona de limpieza del cauce. Las obras van a cargo de la empresa Construcciones y Desmontes Ribera Navarra S.A., con un presupuesto de adjudicación de 47.792,58 (IVA incluido). El plazo de ejecución es de dos meses.

La recuperación de este torrente se integra dentro del proyecto de la Anilla Verde de Terrassa que, entre otras actuaciones, prevé restaurar la red de rieras y torrentes que hay en el terreno que rodea la ciudad. El torrente del Cementiri se encuentra enmarcado dentro de los cursos de agua de la llanura del Vallès, como afluente del torrente de la Grípia. Este y el de la Betzuca son los dos torrentes que atraviesan el este del término municipal, de norte a sur. Las actuaciones de mejora van destinadas al control de la calidad de las aguas, la regulación de las construcciones que perjudiquen la funcionalidad ecológica de estos espacios y la recuperación de la vegetación autóctona, a los tramos que sea posible.