El Ayuntamiento de Terrassa aclara a la Generalitat que el servicio público de abastecimiento de agua no se prestará en régimen de monopolio

El Tribunal de Contratos de Cataluña del Sector Público no admite a trámite los recursos especiales presentados en contra del proceso de remunicipalización

La Entidad Pública Empresarial Local (EPEL), que gestionará a partir del 10 de diciembre el servicio público de abastecimiento de agua de Terrassa, no prestará el servicio en régimen de monopolio. El Ayuntamiento de Terrassa responderá en este sentido el escrito informativo que ha hecho llegar la Dirección General de Administración Local de la Generalitat de Catalunya en referencia a la solicitud de la hasta ahora empresa concesionaria del servicio público de abastecimiento de agua, MINA de Aguas de Terrassa SA, que pide al organismo que interponga un recurso contencioso-administrativo para detener el proceso de remunicipalización del servicio. Según la carta que la Dirección General de la Administración Local ha hecho llegar al Ayuntamiento de Terrassa, MINA alega que "el Pleno del Ayuntamiento de Terrassa en fecha 22 de marzo de 2018, entre otros, ha aprobado la forma de gestión directa del servicio público de abastecimiento de agua de Terrassa, mediante entidad pública empresarial local, en un sector del municipio de Terrassa en régimen de monopolio, sin observar el procedimiento legalmente establecido". Esta afirmación es errónea, ya que los acuerdos municipales únicamente incorporan una variación respecto a la forma de gestión del servicio público de abastecimiento de agua, que hasta ahora venía prestando Mina Pública de Aguas de Terrassa SA, en virtud de un contrato de concesión de la gestión del servicio público, y que actualmente presta en régimen de prórroga forzosa. El expediente aprobado definitivamente acredita como forma más eficiente y sostenible la gestión directa mediante una EPEL y, por tanto, determina que será esta la forma de gestión futura del servicio, en sustitución de la forma indirecta mediante concesión. Por tanto, no es objeto del expediente establecer el servicio y este no afecta ni altera el régimen de libre concurrencia en que se prestaba y se continuará prestando. El expediente afecta únicamente al ámbito geográfico en el que se prestaba por parte de Mina Pública de Aguas de Terrassa SA, existiendo en el municipio otros ámbitos geográficos donde otros prestadores dan el servicio de abastecimiento de agua. Atendiendo pues a la naturaleza del expediente que se ha tramitado, que no establece la prestación del servicio por parte del Ayuntamiento en régimen de monopolio, no procede hacer los trámites que se indican en el escrito emitido por el organismo de la Generalitat.

El Ayuntamiento de Terrassa entiende que la carta de la Dirección General de la Administración Local es informativa y que no se trata de un requerimiento, ya que se sugiere que en caso de que la información aportada por MINA sea correcta, deberían hacer unos trámites, pero no reclama que se hagan, no se da ningún plazo para hacerlos, ni hay pie de recurso para que el Ayuntamiento pueda recurrir, si fuera el caso, un eventual requerimiento. Por lo tanto, el Ayuntamiento de Terrassa procederá a informar a la entidad sobre cuál es la naturaleza del expediente tramitado y los acuerdos del Pleno municipal y justificar que no son necesarios los trámites de los que se informa.

Recursos desestimados

El Tribunal de Contratos de Catalunya del Sector Público no ha admitido a trámite los recursos especiales en materia de contratación presentados por Mina Pública de Aguas de Terrassa SA, la Confederación Empresarial Comarcal de Terrassa y la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Terrassa contra el acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Terrassa del 22 de marzo de 2018, en lo referente a la aprobación del encargo de la prestación del servicio de abastecimiento de agua en la ciudad de Terrassa a la entidad pública empresarial local de nueva creación Terrassa Ciclo del Agua EPEL.

El Tribunal considera que el Ayuntamiento acuerda adoptar la forma de gestión directa del servicio de abastecimiento de agua al municipio y aprobar los estatutos de la EPEL, con la previsión de que asuma el servicio a la finalización de la prórroga forzosa de la concesión anterior, pero en ningún caso plantea de forma explícita que se esté llevando a cabo un encargo de la gestión del servicio a un medio propio y señala que no puede ser objeto de recurso especial la decisión municipal de reinternalización de un servicio de titularidad municipal mediante una gestión directa, con independencia de que su gestión haya sido gestionada indirectamente mediante concesión, siempre y cuando aquélla haya agotado su plazo.

En definitiva, el Tribunal considera que el Ayuntamiento de Terrassa ha adoptado un acuerdo de reinternalización de un servicio público esencial de contenido económico, el abastecimiento de agua del municipio, mediante una fórmula, la de constituir una entidad pública empresarial local, que, de acuerdo con la normativa local, se encuentra dentro de las opciones que se consideran gestión directa del servicio y que, en principio, se sitúan fuera de las modalidades de contratación previstas por la legislación de contratos.