El Ayuntamiento de Terrassa aplicará una moratoria en la concesión de licencias a clubes cannábicos

Así lo ha decidido hoy la Junta de Gobierno Local

Junta de GovernEl Ayuntamiento de Terrassa no concederá nuevas licencias relacionadas con los clubes o asociaciones cannábicas durante un año. La Junta de Gobierno Local, reunida esta mañana en sesión ordinaria, ha aprobado una moratoria para dejar de autorizar cualquier actividad en este ámbito que dependa de sus competencias. En este tiempo, el Consistorio trabajará para aclarar las condiciones administrativas relacionadas con el desarrollo de las actividades de estas asociaciones.

La decisión del Gobierno Municipal es consecuencia de que en Catalunya no existe un marco legal claro que regule específicamente el funcionamiento de este tipo de actividad. Esto ha hecho que, ante la ambigüedad normativa, en los últimos años han proliferado los clubes cannábicos en la ciudad y en todo el país en una situación de vacío legal. Por esta razón, otras ciudades cercanas a Terrassa, como Barcelona o Sant Cugat, han establecido ya moratorias similares.

Por estos motivos, y ante la posibilidad de que una inadecuada regulación pueda acarrear consecuencias negativas para la salud pública, la convivencia social o la seguridad ciudadana, la Junta de Gobierno Local de Terrassa ha resuelto suspender durante un año el otorgamiento de licencias de edificación, reforma y rehabilitación de construcciones, de instalaciones o ampliación de actividades o usos concretos y de otras autorizaciones municipales conexas establecidas por la legislación sectorial destinadas a clubes y asociaciones de cannabis.

Durante el año de aplicación de la moratoria, el Consistorio revisará la reglamentación municipal de aplicación, como puede ser el POUM o la ordenanza municipal de usos y actividades, y determinará si hay que modificar alguno de estos instrumentos o crear alguno nuevo, como ya han hecho otros municipios de Catalunya y el resto del Estado. De esta manera, el Ayuntamiento se dotará del marco normativo necesario para establecer detalladamente todos los criterios relativos al establecimiento y funcionamiento de estas actividades, desde la ubicación y características de los locales, hasta las condiciones de admisión, cálculo de aforo, horarios y regulación de su nivel de responsabilidad civil, entre otros.