El Ayuntamiento instala un nuevo sistema de drenaje en la plaza de Frederica Montseny

Se creará una red de caminos y se mejorará la capacidad de los sumideros

El Ayuntamiento ha iniciado los trabajos para acondicionar la plaza de Frederica Montseny, situada en el barrio de Torre-Sana, con el objetivo de solucionar los problemas de drenaje derivados del fuerte desnivel en el terreno, en el tramo comprendido entre las calles de Guipúzkoa , Burgos, Lugo y Álava. A la diferencia de cota que hay en la calle de Burgos, de hasta 2,70 metros, se suma el hecho de que en las calles de Lugo y Guipúzkoa la plaza queda más elevada respecto a las zonas urbanizadas. Esto hace que los seis accesos actuales, dos tengan una ligera rampa en la calle de Álava y los otros cuatro dispongan de un escalonado diferente. Las obras para mejorar el sistema de drenaje van a cargo de la empresa Infraestructuras Servicios Obras Vallès S.L. El presupuesto de adjudicación es de 107.130,8 euros y el plazo de ejecución es de tres meses y medio.

Para facilitar el drenaje en la zona, el proyecto contempla crear una red de caminos de paso adaptados por los usuarios que respetará el pinar existente. Estos itinerarios tendrán un tubo subterráneo que recorrerá el trazado hasta conectar con la red de alcantarillado. Este diseño facilitará la recogida de las primeras aguas de lluvia y evitará la creación de regueros. Actualmente, en la plaza de Frederica Montseny, el agua circula por los pequeños canalones que se han formado en el terreno hasta llegar a unos sumideros que no tienen suficiente capacidad para engullirla.

El trazado de los caminos, que conectará con los seis accesos de la plaza, se ha diseñado teniendo en cuenta las características del pavimento y las raíces de los árboles. Sin embargo, se retirarán 29 unidades para facilitar el acondicionamiento de los itinerarios. El pavimento de los nuevos caminos se construirá con piezas de adoquines de hormigón para que visualmente queden integrados en el entorno y la plaza no pierda su aspecto forestal. La zona infantil será del mismo material, pero de un acabado diferente.

En el proyecto también se contempla la sustitución de las luminarias actuales por otras de LED, que contribuirán a reducir la contaminación lumínica, y la instalación de mobiliario urbano (bancos de madera y una fuente de agua).