El Ayuntamiento intensificará las medidas de ahorro de agua incidiendo en la concienciación ciudadana

Gracias al esfuerzo comunitario, este 2023 Terrassa ha registrado una reducción del 4,8% de su consumo total de agua respecto al 2022

El Ayuntamiento de Terrassa intensifica las medidas de ahorro de agua. Las acciones llevadas a cabo hasta ahora han permitido la reducción del 4,8% del consumo total de agua en la ciudad al 2023, siente el ahorro municipal lo más elevado en este porcentaje, un 44%. La reducción del consumo de los servicios municipales y el incremento de la inversión de la empresa municipal Taigua en la mejora de la eficiencia de la red local de suministro de agua, han significado buena parte de la bajada del consumo hasta los 176 litros por persona y día que actualmente consume la ciudad, de media.

Una bajada del consumo que también se ha producido a los hogares, con un 1% menos de gasto de agua, a la industria, con un 15%, y al comercio local, con un 2%. Según ha explicado la regidora de Ciclos del Agua, Patrícia Reche, "en el último año, Taigua ha hecho una gran tarea para detectar escapes y revisar la red de suministro con el objetivo de reducir el número de pérdidas de agua y las filtraciones. hemos destinado recursos y esfuerzos porque somos conscientes que la situación es excepcional y que tenemos que dar respuesta desde varios ámbitos».

Esta mañana, se ha reunido el Comité de Emergencia Municipal, con la participación de todos los servicios municipales implicados, para hacer balance de las actuaciones hechas hasta ahora y detectar los ámbitos en los cuales se tiene que incidir. Así, se ha detectado que todavía hay mucho margen de mejora en la reducción de consumo doméstico, y es por eso que se ha acordado continuar reforzando las campañas de concienciación ciudadana. El Ayuntamiento seguirá difundiendo de manera habitual consejos de ahorro a través de sus redes sociales y canales de comunicación municipales, así como efectuando campañas informativas, conjuntamente con Taigua, de cartelería a la vía pública y otros materiales divulgativos.

Paralelamente, el Ayuntamiento también está elaborando un nuevo apartado de preguntas más frecuentes que puede generar la situación actual de emergencia y que estará al alcance de toda la ciudadanía a la web del Ayuntamiento, a la web de Taigua y también al servicio telefónico 010, que también responderá posibles dudas.

Por otro lado, la empresa pública Taigua está trabajando desde hace semanas para detectar aquellos domicilios que son más consumidores y a los cuales hará llegar una carta informativa, individualmente, para promover el buen uso del agua dentro del hogar y fomentar el ahorro.

Así mismo, la empresa municipal tiene previsto enviar cartas informativas con la nueva normativa a las compañías que tienen túneles de lavado y también valora la posibilidad de enviar un documento a los titulares de las piscinas particulares que existen en el municipio, explicando los detalles de la situación de emergencia y la nueva normativa del Decreto de emergencia por sequía.

En cuanto al riego del espacio público, el consistorio ha avanzado que actualmente Taigua está realizando un estudio al parque de Vallparadís para detectar cuál es la demanda de riego y qué parte de esta se podría cubrir con agua freática. Además, hace algunos meses que Taigua trabaja en la adecuación técnica de los pozos de las calles Igualdad y Miño, para hacer viable su aprovechamiento para consumos municipales.


La Fase de Emergencia 2, en el punto de mira

Según se ha informado en el Comité de Emergencia, si la situación meteorológica no mejora en las próximas semanas, es posible que a finales de marzo Catalunya entre en fase de emergencia 2, hecho que implica que el límite de consumo total se situi en los 180 litros por persona y día. En este sentido, el servicio de predicción meteorológica indica que a medios y finales de febrero se espera alguna lluvia, pero no se espera que sea bastante abundando cómo para salir del actual escenario.

Para hacer un seguimiento esmerado de la situación de emergencia por sequía, el Comité de Emergencia se reunirá de manera periódica cada quince días.