El Ayuntamiento mejora la accesibilidad de los caminos que recorren el jardín de la Casa Museu Alegre de Sagrera

Las obras, que han comenzado hoy, se prolongarán hasta al 5 de octubre

El objetivo de los trabajos iniciados hoy es solucionar los problemas de escorrentías que se generan a los caminos de los jardines de la Casa Museo Alegre de Sagrera cada vez que llueve, un hecho que imposibilita el acceso a las personas que van en silla de ruedas, que incomoda a los peatones y que, a la vez, genera problemas a la red de alcantarillado de la vivienda. Para resolver esta problemática, el Ayuntamiento instalarà el mismo pavimento que hay a la Masia Freixa. Se trata de saulósólido, un nuevo material que tiene la resistencia del hormigón y la estética del sauló. Los trabajos consisten a excavar el tierra actual, reposicionar el mobiliario urbano y colocar el nuevo pavimento. Los técnicos instalarán también unos sistemas de aireamiento para evitar afectar los árboles, puesto que los trabajos podrían afectar las raíces.

Las obras han empezado hoy y está previsto que finalicen el 5 de octubre. El movimiento de camiones y maquinaria provocará afectaciones puntuales a la circulación en las calles del Cardaire (a la altura de la entrada a los jardines), de la Rasa y de Sant Pere, hasta el 28 de septiembre, de 8 h a 20 h. Todo y estos trabajos, la Casa Museo Alegre de Sagrera estará abierta al público este mes, de miércoles a sábado, de 10 h a 13 h y de 16 h a 20 h; y los domingos, de 11 h a 14 h.

El proyecto de remodelación de los caminos del jardín de la Casa Museo se suma a las obras del programa de actuaciones de mantenimiento y rehabilitación que el servicio de Patrimonio Municipal hace a la Casa Museo Alegre de Sagrera y que han permitido, entre otros, la remodelación de las almenas de la fachada y la restauración de una parte de las pinturas murales del artista Pere Viver, que datan del año 1913 y que formaban parte de la decoración original de la vivienda. En este caso, se trata de un proyecto ejecutado por el Museo de Terrassa, a través del programa de conservación y restauración de la Red de Museos Locales de la Oficina de Patrimonio Cultural de la Diputación de Barcelona. 

La Casa Museo Alegre de Sagrera fue construida a principios del siglo XIX y es un exponente del modernismo local como modelo de las viviendas de la burguesía industrial de la época. Su exterior es sobre y sin demasiados signos de riqueza, mientras que el interior es fastuoso y de grandes dimensiones. Los principales elementos de inspiración modernista se evidencian en la fachada posterior de la casa y en los interiores. Destacan especialmente los trabajos de madera y forja, los mosaicos, los vitrales plomados y pintados, las pinturas murales y los relevos escultóricos.

El edificio fue adquirido por el Ayuntamiento en 1973 y, desde entonces, desarrolla una función museística. Algunos de sus espacios se presentan como aposentos amueblados y decoradas y otros contienen varias colecciones de artistas locales, como Martínez Lozano o Laureà Valláis, y legados de escritores, como Agustí Bartra y Ferran Canyameres.