El Ayuntamiento, MútuaTerrassa y El Social firman un protocolo para instalar placas fotovoltaicas en el nuevo Teatre Regina

El acuerdo, que contribuye en el impulso de las comunidades energéticas en la ciudad, propiciará que se puedan finalizar las obras de recuperación de la histórica equipación cultural

Esta mañana se ha firmado un protocolo de intenciones entre el Ayuntamiento de Terrassa, la Fundació Privada Centre Social Catòlic y la Fundació Assistencial MútuaTerrassa, para la instalación de placas fotovoltaicas de autoconsumo a la nueva cubierta del Teatre Regina. El acuerdo, que tiene una duración de un año, contempla el impulso de toda una serie de acciones que permita finalizar las obras de recuperación del histórico Teatre Regina para la ciudad, y a la vez, para MútuaTerrassa, disponer de una superficie para instalar paneles solares fotovoltaicos que le permitan alcanzarse de energía renovable, siguiendo las directrices que marca su propia estrategia empresarial medioambiental.

El compromiso se enmarca dentro del acuerdo del pasado mas diciembre de 2021, en que el Ayuntamiento, organismos públicos y una amplia representación del tejido empresarial local, entre los que figuraba MútuaTerrassa, firmaron para fortalecer las líneas de colaboración público-privada en el impulso de las comunidades energéticas en la ciudad y crear un modelo energético más sostenible y democrático.

Para el regidor de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Energía, Carles Caballero, la firma de este acuerdo «es una gran noticía, puesto que permite desencallar un proyecto de ciudad como es la recuperación del Teatre Regina, y lo hace gracias a la participación de agentes de la ciudad, en este caso la Fundació de MútuaTerrassa». El regidor ha añadido que «el acuerdo demuestra el compromiso municipal para trabajar por un modelo energético más sostenible y justo, e impulsar la transición energética, cooperando con las entidades e instituciones de la ciudad con un beneficiario muy importante, el conjunto de la ciudadanía de Terrassa».

Antoni Abad, presidente de la Fundació Assistencial MútuaTerrassa, por su parte, ha añadido que «MútuaTerrassa incluye esta actuación en el marco del despliegue de su programa de acción climática, el Compromís Verd y, sobre todo, como respuesta en el acuerdo firmado hace unos meses con varias entidades de la ciudad para la creación de las Comunidades Energéticas Locales». Para Abad, «esta colaboración entre entidades de beneficio social para conseguir reducir nuestra huella de carbono tiene todo el sentido del mundo teniendo en cuenta donde somos y, en el caso de MútuaTerrassa, a que nos dedicamos, que es a tener cura de la salud de las personas. Empezar a construir estas ‘comunidades energéticas' es, al fin y al cabo, empezar a construir sociedades más sostenibles y más saludables».

Finalmente, el presidente de El Social, Ricard Figueras, ha explicado que «estamos muy contentos de poder firmar este Compromiso de intenciones y, de este modo, poder dar continuidad a un proyecto de entidad y sobre todo de ciudad. Esperamos que sea el golpe definitivo para poder acabar unas obras que lleven mucho de tiempo en marcha». Figueras ha añadido que «este proyecto conjunto también tiene como objetivo impulsar la transición energética con nuestro entorno, fomentado la eficiencia energética, el autoconsumo de energía fotovoltaica y de este modo afrontar la situación de emergencia climática».


Compromisos del documento

El protocolo de intenciones firmado contempla salir adelante toda una serie de acciones, entre las cuales destaca la elaboración de un estudio de viabilidad técnica y económica del proyecto, que incluya los costes y el mantenimiento de la instalación; su potencia; la energía producida y los puntos de conexión en la red; la previsión de ahorro energético; la titularidad y el periodo de amortización. Por parte de MútuaTerrassa, contempla que tenga que realizar un estudio de viabilidad sobre la inversión, gestión, mantenimiento y financiación, mientras que la Fundació Centre Social Catòlic, se compromete a estudiar qué comporta la cesión de uso de la nueva cubierta. Finalmente, el Ayuntamiento se compromete a que, una vez recuperada la inversión hecha, los ahorros económicos que se deriven de la instalación se destinen acciones de difusión cultural y la lucha contra la emergencia climática.


Proyecto de una equipación con historia

El proyecto de instalación, que tendrá un coste con IVA de unos 400.000 euros, que incluye la sustitución de la cubierta de fibrocemento (170.000 euros), la instalación fotovoltaica (205.000 euros) y otros gastos como la acometida eléctrica (25.000 euros). También se tienen que prever los gastos de financiación y de mantenimiento, de unos 10.000 euros anuales.

Se prevé utilizar todas las cubiertas disponibles a la equipación que tienen una superficie de unos 1.250 m² para instalar unos 300 módulos fotovoltaicos con una potencia total de 180 kW.

El antiguo cine Regina fue inaugurado en 1963 en el interior del Centre Social Catòlico y cerró sus puertas el 1983 para reconvertirse, posteriormente, en el Bingo Regina y, más tarde, en un espacio recreativo. El Ayuntamiento presentó el mes de mayo del año 2021 el convenio de colaboración para hacer una aportación municipal de hasta medio millón de euros para la rehabilitación del teatro y poner a disposición de la ciudad este espacio cultural emblemático. El presupuesto global del proyecto es de 1,6 millones de euros, de los cuales ya se han ejecutado 750.000 por parte del Social a través de la Fundación Centre Social Catòlic.

El Ayuntamiento de Terrassa y El Social compartirán el nuevo espacio cultural al 50%, con un convenio que regulará los usos de la sala durante los próximos 30 años. Así, las actividades propias de la entidad, que hasta ahora se desarrollaban en espacios municipales, se harán al nuevo Teatre Regina. La nueva equipación, además, ampliará la disponibilidad de salas a los teatros municipales y programar actividades vinculadas a la Temporada municipal de Artes Escénicas, ensayos o residencias artísticas, entre otros.