El Ayuntamiento pinta itinerarios seguros para mejorar la accesibilidad cognitiva del alumnado de la Escola Crespinell

La actuación nace de una propuesta de la escuela de educación especial

El Ayuntamiento ha pintado hoy lunes los itinerarios seguros para mejorar la accesibilidad cognitiva del alumnado de la Escola Crespinell (c/ del Pantà, 7). Se trata de pintar sobre la acera, con dos colores, verde y moratón, los principales caminos que hacen diariamente estos alumnos para ir desde su escuela hasta la Escola Lanaspa-Giralt, y también hasta la parada de autobús de la Rambla d'Ègara. Esta actuación nace de una propuesta de la Escola Crespinell, que se enmarca en el trabajo continuado del Ayuntamiento con entidades, asociaciones y ciudadanía interesada al abordar la accesibilidad universal a la ciudad. Se trata que el alumnado pueda hacer el recorrido hasta el destino cruzando el mínimo de calles, haciéndolo por los lugares más seguros, a una distancia de la acera segura y evitando obstáculos. De este modo se trabaja la autonomía personal de algunos alumnos y se mejora su confianza e inclusión. Esta acción se enmarca en el Pacto Terrassa para la accesibilidad universal y en la mejora de los caminos escolares.

La teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, y regidora de Sostenibilidad, Lluïsa Melgares, afirma que «el trabajo próximo que hace el Ayuntamiento conjuntamente con las entidades nos permite tener información de primera mano de las necesidades reales de la ciudad, más allá del mero cumplimiento normativo. En este caso es especialmente valioso, ya que la accesibilidad cognitiva tiene poco despliegue normativo. Por eso, trabajar en la mejora de la accesibilidad cognitiva con los propios expertos es imprescindible».

Últimamente se ha avanzado bastante en la accesibilidad física y en la accesibilidad sensorial, pero el concepto de accesibilidad incluye también los apoyos para mejorar la comprensión de la información y medidas que hacen que los entornos sean más amables para aquellas personas que tienen alguna dificultad. Desde la Escola Crespinell se explica que «celebramos actuaciones como esta, que hacen de nuestra ciudad una ciudad más amable, confortable y segura para todos sus miembros. Para la escuela, disponer de tramos de desplazamiento con este apoyo permite hacer un entrenamiento con medidas y apoyos que facilitan la comprensión y la autonomía de todas las personas que lo pueden necesitar».

Terrassa realiza desde hace años un esfuerzo importante para superar todas las barreras y divisiones que puedan afectar la vida de las personas. El Ayuntamiento entiende la accesibilidad de una manera global, no solo como la eliminación de las barreras urbanas, sino también de la comunicación y la información, del transporte, de la edificación, barreras actitudinales, etc. Y lo entiende no solo como un derecho porque las personas con capacidades diversas puedan participar con igualdad de oportunidades, sino como un bien para el conjunto de la ciudadanía, que se puede beneficiar de una ciudad más accesible, amable y acogedora.

La realización de los itinerarios de la Escola Crespinell coincide con la celebración del Día internacional de las personas con discapacidad, mañana martes, 3 de diciembre.