El Ayuntamiento pone en marcha el proyecto 'Terrassa, ciudad compasiva. Terrassa a tu lado '

El consistorio, UIC Barcelona y Oncolliga impulsan la iniciativa, con la implicación de las entidades, para el acompañamiento en el final de la vida

Vista de Terrassa

El Ayuntamiento de Terrassa, UIC Barcelona (Universidad Internacional de Catalunya) y la Fundació Oncolliga impulsan el proyecto "Terrassa, Ciudad Compasiva. Terrassa a tu lado". El proyecto pretende sensibilizar sobre el proceso de final de vida y muerte a través de acciones de sensibilización como conferencias, jornadas, cine forum, entre otros; atención a las personas que se encuentran en situación de enfermedad avanzada o final de la vida y a sus familias y cuidadores y cuidadoras; y formaciones profesionales, voluntariado y ciudadanía en general.

"Terrassa, Ciudad Compasiva. Terrassa a tu lado" tendrá el pistoletazo de salida el día 21 de octubre con un acto inaugural. Después de este punto de inflexión, serán las entidades y asociaciones que tomarán parte activa y un papel relevante en la definición del plan de actividades y/o en la ejecución de estas. El compromiso es desarrollar acciones de sensibilización y difusión sobre la necesidad del cuidado en situaciones de enfermedades avanzadas y en las últimas etapas de la vida, proporcionar herramientas de capacitación que ayuden a terrasenses a saber cómo cuidar y acompañar a las personas que lo necesitan e implementar acciones dirigidas a la creación de redes y recursos que impulsen el desarrollo de la cura.

La concejala de Salud, Mónica Polo, afirma que "es un proyecto que ha venido para quedarse. Como ayuntamiento, impulsamos este proyecto desde el lema "Terrassa a tu lado" para que la muerte y el duelo dejen de ser momentos que se lleven en soledad y en silencio. Queremos que Terrassa sea una ciudad modelo referente de atención a las personas con mayor vulnerabilidad. Promover y compartir el humanismo, la solidaridad, la compasión y la participación social".

Inicialmente, se pretende fomentar la participación ciudadana, promover la educación y formación de voluntariado y, a medio plazo, mejorar la atención integral e integrada de personas en situación de enfermedad avanzada y con necesidades sociales.

En el último trimestre de este año se han programado las siguientes acciones:

  • Acto inaugural: 21 de octubre en la sala de actos de El Vapor.
  • Concierto de Corales «Inmortalidad»: 24 de octubre, en la Seu d'Ègara.
  • Conferencia «Como acompañar en la muerte y el duelo», a cargo de Núria Carsi: 23 de noviembre en la sede de Áltima en Terrassa.
  • Cuentacuentos "El vacío", de Anna Llenas, a cargo de Rosa Boladeras. En las bibliotecas municipales de Terrassa (fechas a determinar).
  • Taller participativo "Es Navidad, y en casa hay una silla vacía", a cargo de Ca'n Eva: 16 de diciembre en la sede de Oncolliga en Terrassa.

Una comunidad unida por la vocación de cuidar

Se calcula que el 1,5% de las personas sufren enfermedades crónicas avanzadas que causan el 75% de las muertes en el Estado. Estas situaciones generan, por un lado, necesidades físicas, psicológicas, espirituales y sociales, causan sufrimiento en pacientes y familias y, por otro, provocan una gran necesidad y demanda de atención, especialmente cuando se combinan enfermedades avanzadas y necesidades de carácter social, como la soledad o la pobreza.

Si lo trasladamos a nuestra ciudad, de los cerca de 224.000 habitantes, aproximadamente 11.200 requieren una atención compleja, unos 3.400 ciudadanos y ciudadanas estarían en situación de enfermedad avanzada con un pronóstico de vida limitado y más de 1.100 personas no sólo están en esta fase de final de vida, sino que tienen un riesgo social asociado.

Las ciudades compasivas derivan del concepto de "Ciudad o Comunidad Saludable" propuesto por la OMS en la década de los 80. Una estrategia que busca poner la salud pública en la agenda política y social de las ciudades y construir un movimiento fuerte para la salud pública en el ámbito local. En 1986, Hernán Neira, Len Duhl y Trevor Hancock definen la "Ciudad Saludable" como la ciudad que crea y mejora constantemente su entorno físico y social, además de ampliar aquellos recursos de la comunidad que permiten el apoyo mutuo de las personas para realizar todas las funciones vitales y conseguir desarrollar al máximo sus potencialidades".

El origen de las ciudades compasivas como tales, se encuentra en Kerala, India, el Institute Palliative Medicine, el primer centro colaborador de la OMS que implica la participación de la Comunidad en cuidados paliativos y cuidados de larga duración, organizando la sociedad civil para los cuidados de las personas que viven enfermedades incurables desde la misma comunidad.

En un contexto de envejecimiento de la población, y que las previsiones son de un incremento de la incidencia y prevalencia de las enfermedades crónicas, se buscan modelos de atención integrada entre el sistema social y sanitario, y, que a la vez, incorporen a la Comunidad. De aquí nace el movimiento internacional Compassionate Communities. Como refiere la monografía "Comunidades Compasivas al final de la vida" de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), se trata de una comunidad unida por la vocación de cuidar.