El Ayuntamiento presenta los estudios para impulsar las comunidades energéticas en las empresas

La Masia Els Bellots acogerá el jueves, día 15 de febrero, una sesión informativa para incentivar el autoconsumo fotovoltaico en los sectores industriales

El Ayuntamiento presentará el jueves en el Centro de Servicios de Proximidad a las Empresas Els Bellots las conclusiones de los dos estudios que ha realizado, con el apoyo de la Diputación de Barcelona, para incentivar el autoconsumo compartido de energía renovable y la creación comunidades energéticas en el ámbito industrial. Así, se analizó la capacidad que tienen las cubiertas de las empresas para instalar módulos fotovoltaicos y producir electricidad; se han evaluado las necesidades y demandas de energía y también la posibilidad de compartirla entre las empresas. Los estudios, uno de carácter técnico y otro jurídico, se han centrado inicialmente en el polígono industrial de Can Petit, pero se han abierto al resto de polígonos, y han contado con la participación de doce empresas. Ambos se enmarcan en el Plan Director de Polígonos de Actividad Económica.

Las concejalas de Energía, Patrícia Reche, y de Empresa, Maise Balcells, inaugurarán la jornada que se celebrará el jueves, día 15 de febrero, a las 9.30 de la mañana. A continuación, Héctor Loriente, de la empresa Cefiner, presentará el Estudio para la evaluación del potencial de Comunidades energéticas y autoconsumos compartidos en los sectores de actividad económica de Terrassa. Después será el turno del abogado Jorge Andrey, que dará a conocer la Justificación del vehículo jurídico y la figura adecuada para constituir una comunidad energética en Terrassa y, posteriormente, se abrirá un turno de palabras para que las personas asistentes, los ponentes y los técnicos municipales debatan sobre los autoconsumos compartidos y las comunidades energéticas.

El estudio jurídico concluye que la figura más adecuada para empezar a sacar adelante una comunidad energética con industrias es crear una asociación, mientras que, el técnico, constata la conveniencia y viabilidad por las empresas de organizarse conjuntamente y de colaborar para compartir el autoconsumo de energía renovable ya que éste permite aprovechar mucho mejor la energía que se produce, aumentar su competitividad y reducir notablemente el gasto energético.

Los estudios se han realizado en el marco del Programa por la Transición Energética en Terrassa y, más concretamente, gracias al Protocolo de impulso de la comunidades energéticas firmado en 2021 por el Ayuntamiento de Terrassa, el ICAEN, FGC, UPC, CECOT, Cámara de Comercio, Mutua, CST, Cámara de la Propiedad CCOO y UGT. Asimismo, encajan con los objetivos del Plan Director de Polígonos de Actividad Económica, que entre otras cuestiones, quiere lograr una mayor competitividad y sostenibilidad de las empresas de la ciudad.

 

Una ciudad con 20 polígonos industriales

La elección de Can Petit responde, principalmente, a sus características urbanísticas, con calles anchas y cubiertas de grandes dimensiones, bien soleadas y más modernas que en otros sectores, y por tanto, con estructuras más robustas y sin fibrocemento. El polígono industrial está situado en el noreste de la ciudad y ocupa 36 hectáreas de terreno repartidas en 25 parcelas destinadas a actividad económica. Actualmente, agrupa a 182 empresas del sector industrial, terciario y mixto.

La ciudad cuenta, en la actualidad, con 20 polígonos industriales, con naves que podrían tener en sus tejados una cantidad importante de módulos fotovoltaicos para generar su propia energía eléctrica renovable, con la posibilidad de poder compartirla con empresas y con la ciudadanía. De esta forma, se impulsaría la creación de mercados energéticos locales, de Km0 y renovables, que contribuirían a reducir el coste de la factura eléctrica, a descarbonizar la economía productiva ya descentralizar el sistema eléctrico para hacerlo más participativo.

En este momento, Terrassa ocupa el tercer puesto en el ranking de municipios que tiene más instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, con un total de 1.381 sólo por detrás de Sant Cugat del Vallès y Barcelona, según el Observatorio del Autoconsumo de Cataluña. Sin embargo, esto sólo representa un 4% de los edificios de la ciudad y el grueso de instalaciones están en viviendas unifamiliares. El sector empresarial, principalmente el industrial, está registrando una clara tendencia al alza.

Por lo que respecta a las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo municipales, el Ayuntamiento dispone de más de 1.500 módulos para el autoconsumo en 14 edificios, con una potencia total de 1.823 kW y una reducción anual de emisiones de CO2 anuales de 213 ,35 toneladas. Esta energía generada es compartida entre 30 edificios municipales.