El Ayuntamiento presenta cuatro proyectos para modernizar los mercados municipales los fondos europeos Next Generation

El presupuesto de los proyectos es de cerca de 5 millones de euros, de los que de momento se han solicitado poco más de 2 millones

L'Ajuntament proposa millorar els mercats municipals amb quatre projectes al fons europeu Next GenerationEl Ayuntamiento de Terrassa ha presentado cuatro proyectos a la convocatoria de este año de ayudas del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiadas por los fondos europeos Next Generation. Se trata de diferentes actuaciones en los mercados municipales, el Mercado de la Independencia y el Mercado de Sant Pere, que permitirían transformar los equipamientos, optimizar las instalaciones e incorporar servicios de valor añadido a través de la tecnología para generar una experiencia de compra- venta mejorada y más agradable gracias a la transformación digital, la mejora de la eficiencia energética y el confort, el reacondicionamiento de diversas áreas comerciales y la incorporación de la tecnología.

La suma de los cuatro proyectos tiene un coste de 4.757.037,54 euros, de los que 2.072.764,88 euros forman el paquete de medidas que ha entrado en esta convocatoria, para cumplir con el marco temporal establecido para la ejecución del proyecto y para no alterar el normal funcionamiento de los mercados. De estos, 801.154 euros (un 46,7% de del proyecto), además del coste del IVA de los proyectos, se cofinanciarán con fondos municipales, mientras que el resto se espera que lleguen a través de la convocatoria del Ministerio. El consistorio prevé que, si se reciben las ayudas, los trabajos que se han presentado a la convocatoria de este año estén finalizados el 31 de diciembre de 2022.

 

Mercado de la Independencia

Las obras de reacondicionamiento del Mercado de la Independencia es uno de los proyectos que se ha presentado a la convocatoria de ayudas del fondo Next Generation. En concreto, se busca mejorar su confort térmico y lumínico bajo las premisas que marcan la eficiencia y la sostenibilidad energética de los edificios. Para ello, se propone llevar a cabo tres lotes de actuaciones, valorados en 4.179.780,56 euros. De estos, sólo se ha presentado el primero en esta convocatoria, con un coste de 1.495.507,90 euros, y que se centra en la reparación de la cubierta, de la estructura, del tragaluz lineal y del sistema de saneamiento.

Los lotes 2 y 3 de trabajos se centran en la reparación de las aberturas y de los postigos de la fachada, así como la reparación de la envolvente del mercado, y están presupuestados en 2.684.272,66 euros.

 

Mercado de Sant Pere

El segundo proyecto que se ha presentado a la convocatoria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo es el reacondicionamiento del Mercado de Sant Pere mediante la rehabilitación de la red de saneamiento. Estos trabajos tienen un coste de 204.399,83 euros, en el que se incluyen actuaciones al sistema estructural; la compartimentación de los interiores horizontales; en el sistema de acondicionamiento, instalaciones y servicios; y en el sistema de recogida, canalización y de evacuación de aguas.

 

Puntos de entrega inteligentes

Otro de los proyectos que se han presentado se basa en la instalación de puntos de entrega inteligentes en los dos mercados municipales. Se trata de taquillas inteligentes y refrigeradas que pretenden facilitar la compra a los clientes tradicionales de los mercados, facilitar la recogida de las compras y, además, dotar a los mercados de una solución omnicanal que permita ofrecer un sistema online de «Click & Collect». Este proyecto tiene un coste de 42.857,15 euros.

 

Transformación digital de los mercados

Un cuarto proyecto presentado a esta convocatoria de los fondos Next Generation se centra en la transformación digital de los mercados municipales, con un coste total de 300.000 euros. Lo previsto a través de actuaciones para la incorporación de un sistema de telegestión, que permite mejorar la prestación del servicio y el coste energético monitorizando las instalaciones en tiempo real para detectar posibles incidencias; de control de accesos, que pretende optimizar el confort y la eficiencia energética basándose en el flujo de personas a los equipamientos; y la instalación de wifi, para dotar al tejido comercial de herramientas para la transición al mundo digital que favorezcan el comercio electrónico.