El alcalde de Terrassa expresa su pésame por la muerte de Apolo Giménez, Medalla de Honor de la ciudad

Apolo Giménez, quan va rebre la Medalla de la Ciutat

El alcalde de Terrassa ha hecho público hoy su pésame, en nombre de la Corporación Municipal, por la muerte de Apolo Giménez, muerto ayer miércoles a la edad de 79 años. Giménez fue un destacado activista político, social, sindical y vecinal a lo largo de toda su vida.

Jordi Ballart ha lamentado la desaparición de, ha dicho, "un verdadero referente de compromiso con la ciudad y con el progreso social y un luchador incansable en todo aquello por el que vale la pena luchar: la justicia, la igualdad, la calidad de vida para todo el mundo, en definitiva, un mundo mejor. Esto es el que quiso siempre Apolo y, indiscutiblemente, esto es el que ha conseguido". En este sentido, el alcalde ha añadido que "Terrassa ha ganado muchas cosas en las últimas décadas gracias al empuje y a la lucha de la Apolo y otros como él: equipamientos, servicios, progreso. Pero su legado no es sólo eso: más importando todavía son los valores que ha transmitido a las siguientes generaciones".

Apolo Giménez Garcia nació en Baza (Granada) el 1937. Llegó a Terrassa en los 50, con 17 años, y desde entonces trabajó por la mejora de la ciudad en diferentes frentes. Entre el 1968 y el 1999 presidió la Asociación de Vecinos de La Maurina, y posteriormente, durante doce años más, la Asociación del Casal de la Gente Mayor de La Maurina. También estuvo vinculado a la FAVT.

Desde su juventud luchó por la mejora de la situación de los trabajadores, a través del sindicato CCOO. Trabajó desde el 1970 hasta la jubilación en la antigua Lucas - CAV Condiesel (después Delphi) donde fue miembro del comité de empresa. Políticamente luchó desde la clandestinidad contra el franquismo, militando en el PSUC desde 1955 y, ya en democracia, se convirtió en uno de los dirigentes locales del partido. Durante el mandato municipal 1979-1983 fué concejal en el Ayuntamiento de Terrassa.

El 2013 el Consistorio le concedió la Medalla de Honor de la Ciudad en reconocimiento a su trayectoria en defensa de la justicia social y la mejora de la ciudad desde los ámbitos vecinal, sindical y político.