El alcalde de Terrassa expresa su preocupación por el estado del Parque de Bomberos de la ciudad, en la Junta Local de Seguridad

En la reunión se ha puesto de manifiesto que Terrassa es una ciudad segura, con un índice de delitos menor a la media de Catalunya

Junta Local de Seguretat abril 2019

Esta mañana se ha celebrado en el Ayuntamiento la Junta Local de Seguridad de Terrassa, formada por representantes de los diferentes cuerpos policiales y de seguridad, para realizar un análisis del estado general de la seguridad en la ciudad y las prioridades y acciones a realizar el municipio. El alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, que ha presidido la sesión, ha informado de que ha hecho llegar recientemente una carta al Conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya, Miquel Buch, expresando su insatisfacción y preocupación por el estado en el que se encuentra el Parque de Bomberos de Terrassa, así como por su dotación de personal y de material técnico.

En la carta, el alcalde expone que hace unas semanas pudo visitar personalmente las instalaciones del Cuerpo en la ciudad y pudo conversar con varios miembros del equipo de Bomberos de Terrassa, que le presentaron las numerosas carencias que afectan al equipamiento y a los recursos humanos y materiales de los que disponen. En cuanto a la dotación de personal y de recursos, "es claramente insuficiente y con vehículos que han superado un plazo de servicio razonable, si se compara con otros parques". Por todo ello, en la carta, el alcalde pide la intervención del Conseller para resolver la situación y conocer si existe un plan de actuación calendarizado para resolver progresivamente todas estas carencias.

En la Junta de Seguridad Local celebrada esta mañana, además del alcalde y del concejal de Seguridad, Vía Pública y Protección Civil, Manuel Giménez, han asistido el Director General de Administración y Seguridad, Jordi Jardí; el Delegado del Gobierno en Catalunya, Juli Fernández; representantes de los Mossos; de la Policía Nacional; de la Fiscalía de Terrassa; de la Guardia Civil; así como de la Policía Municipal de Terrassa, con el Intendente Mayor, Antoni Flores; y el Director de Servicios de Seguridad del Ayuntamiento de Terrassa, Jordi Herrera.

En las intervenciones, tanto del Director General de Administración y Seguridad, Jordi Jardí y del Delegado del Gobierno en Catalunya, Juli Fernández, se ha constatado que Terrassa es una ciudad segura, con un índice de delitos por debajo de la media de Catalunya. Así, Terrassa tiene un índice de 51 delitos por cada 1.000 habitantes, cuando en toda Catalunya es de 74 por cada millar.

En el encuentro, se ha hecho seguimiento del ámbito de la seguridad ciudadana en la ciudad, analizando detalladamente los últimos acontecimientos y las acciones emprendidas para dar respuesta y poder fijar cuáles deben ser las futuras actuaciones. La celebración de la Junta de Seguridad, además, ha servido también para volver a reclamar al Departamento de Interior la necesidad de mejorar el número de dotaciones en la comisaría de la ABP de Terrassa de Mossos, que desde el año 2010 carece de efectivos. En este sentido, se ha puesto de manifiesto que el 40% de las actuaciones de la Policía Municipal de Terrassa obedecen a actuaciones de seguridad ciudadana, competencia de Mossos, repercutiendo en las actuaciones propias del cuerpo de policía local, como son las de tráfico, policía administrativa y policía de proximidad.

Al inicio de la reunión, todos los presentes han realizado un minuto de silencio en recuerdo de Patricio Francisco García, Inspector Jefe de la Policía Nacional de la Comisaría de Terrassa durante más de 25 años.