El Equipo de Gobierno niega categóricamente las acusaciones de censura en obras de arte que se tienen que exponer en espacios municipales

Afirma que nunca se ha censurado a ningún artista por el contenido de sus obras y que nunca ha considerado el criterio de la desnudez como un elemento que hiera la sensibilidad

Logo comunicat Govern municipal Terrassa

Ante el acuerdo de Junta de Portavoces en favor de la libertad de expresión y artística en los espacios municipales de Terrassa, a propuesta de la CUP y aprobado en la última Junta de Portavoces con los votos de TEC, ERC y PDeCAT, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Terrassa quiere aclarar de manera categórica que nunca se ha censurado, desde la concejalía de Cultura, ningún artista por el contenido de sus obras y que nunca ha considerado el criterio de la desnudez como un elemento que hiera la sensibilidad. El teniente de alcalde de Cultura, Innovación y Proyección de la Ciudad, Amadeu Aguado, afirma que "el Ayuntamiento de Terrassa ha defendido y defenderá siempre la libertad de creación de los artistas de Terrassa, incluyendo la fotografía erótica como elemento discursivo propio de las artes, y continuará ofreciendo los espacios públicos y las salas y equipamientos municipales con las mismas condiciones e igualdad de oportunidades para todos".

Muestra de ello, es que varias salas y equipamientos municipales han acogido exposiciones donde la desnudez ha sido protagonista, como "Mares", de la fotógrafa Teresa Llordés, que se pudo ver del 3 al 27 de septiembre de 2015 en la Casa Soler i Palet; "El nu en la col·lecció del Museu de Terrassa", programada en la sala del Tinellet del Castillo Cartuja de Vallparadís del 9 de junio de 2016 al 5 de marzo de 2017; o la exposición organizada por LGTB Terrassa y el Ayuntamiento de Terrassa "Ocaña, espai de llibertat", que acogió la Sala Muncunill del 25 de noviembre del 2017 al 14 de enero de 2018.

Según Aguado, con esta propuesta "una vez más la CUP ha construido una mentira y lamentablemente algunos grupos municipales se han sumado sin contrastar estas afirmaciones. Continuaremos defendiendo la libertad de expresión a pesar de que alguien, de manera particularmente interesada, quiera tergiversar, con afirmaciones que no son ciertas, el trabajo realizado desde el Servicio de Cultura: una tarea que es modélica y referente en el sector de las artes visuales".

Del mismo modo, el Equipo de Gobierno municipal niega categóricamente que nunca se haya censurado la obra del fotógrafo Manu Gordillo por parte del Servicio de Cultura. Prueba de ello es la exposición que el artista hizo en el Casal Cívic de Can Parellada, en el 2009. El Gobierno municipal quiere recordar que hasta hace pocos días había un acuerdo para que el artista expusiera su obra en la Casa Soler i Palet entre julio y agosto de este año. El propósito del Servicio de Cultura en este caso, como se hace en todos los proyectos que se han de exponer, era hacer una tarea de elección, acompañamiento, asesoramiento y curación, que incluye la construcción de un relato social que sirva de hilo conductor a la exposición. Cabe destacar que este trabajo de curación siempre ha sido muy bien valorado por el sector y consensuado con él de manera conjunta. En ningún momento, desde el Servicio de Cultura se propuso ningún tipo de cambio de las fotografías presentadas por el autor para ser expuestas. Hace unos días el artista decidió, de manera unilateral, exponer en dependencias no municipales, y así lo comunicó al Servicio de Cultura, que tiene registrada una lista de espera de dos años para exponer en la sala de la Casa Soler i Palet. Esta decisión ha provocado una alteración del calendario de exposiciones de la sala y que otros artistas no hayan podido programar exposiciones en aquellas fechas, dado que la sala estaba comprometida.