La campaña "Es muy fácil! Si se come… a la orgánica!" quiere mejorar la separación en origen de los residuos orgánicos

Los informadores ambientales comenzarán a actuar en el barrio de Ca n'Anglada

El Ayuntamiento de Terrassa pone en marcha una campaña de sensibilización sobre la recogida de materia orgánica con el eslogan "Es muy fácil! Si se come… a la orgánica!". El objetivo es mejorar de manera cualitativa la separación en origen de esta fracción a toda la ciudad. Por eso, se quiere dar a conocer los costes económicos que representa este incumplimiento e incidir en la necesidad de reducir la generación de residuos a través de argumentos ambientales, sociales y económicos que inciten, al final, a un cambio de hábitos. Para dar a conocer esta campaña, se han editado un total de 12.000 trípticos, 200 carteles y un roll-up que se instalará en los puntos informativos de carácter itinerante. Además de la difusión que se hará en medios de comunicación, redes sociales y webs municipales.

La campaña de sensibilización se inicarà al barrio de Ca n'Anglada, con el objetivo reducir los desechos incorporando un cambio de hábitos en el consumo. Seguidamente, la acción comunicativa llegará a otros barrios de la ciudad. Actualmente, en Ca n'Anglada hay 90 contenedores de fracción orgánica, de los cuales 26 son de recogida lateral y 54 de posterior. Un grupo de informadores/as ambientales harán acciones de puerta a puerta enj las viviendas para informar los residentes de la importancia de reciclar en origen, en una acción que irá acompañada de material informativo y de apoyo para fomentar la concienciación ciudadana. También se instalarán puntos informativos de carácter itinerante en lugares estratégicos del barrio y en equipaciones municipales (centro cívico, biblioteca, escuelas, plazas...).

El calendario es el siguiente:

Miércoles, 12 de junio, de 11 a 12,30h: escuela Antoni Ubach.

Miércoles, 19 de junio, de 11 a 12,30h: escuela Ramon Pont.

Miércoles, 26 de junio, de 10 a 13h: Centro Cívico Montserrat Roig.

Miércoles, 3 de julio: Biblioteca del Distrito 2.



Fiesta del Medio Ambiente

La primera actividad de la campaña se celebrará este domingo, día 9 de junio al torrente de les Bruixes, en el Parc de Vallparadís, con motivo de la Fiesta del Medio Ambiente, donde habrá juegos y talleres infantiles para niños y niñas de todas las edades. El acto, que se celebrará de 11 a 14 h, será amenizado por Carles Cuberes, con el espectáculo "Dançons" y presentado por la periodista Elisabet Carnicé. En esta fiesta, la ciudadanía podrá acercarse al estand de Taigua, donde habrá juegos y talleres infantiles para explicar, de una manera didáctica, como funciona el suministro del agua en Terrassa. Podéis consultar la programación en https://www.terrassa.cat/mediambient

Hay que tener en cuenta que en 2018 las cifras de la recogida selectiva de residuos en Terrassa experimentaron un cambio de tendencia positiva a la ciudad, con un incremento de cerca del 4% respecto al año anterior. Las campañas de información y sensibilización, la tarea de los inspectores de residuos y de los informadores ambientales, como también la implantación del sistema de carga lateral, han influido porque la ciudadanía sea cada vez más consciente de la importancia de hacer una buena clasificación de los residuos en origen. En este sentido, solo quedaba pendiente de mejorar la recogida de la fracción orgánica.

El año pasado, los desechos catalogados como resto aumentaron en la ciudad en un 0,97%, puesto que pasaron de las 50.790,06 toneladas de 2017 a las 51.284,46 de 2018. Esta fracción representa todavía casi el 64% del total de los residuos municipales, según datos publicados por el Observatorio de Residuos del Vallès Occidental. El objetivo es llegar a superar el 60% de la recogida selectiva para revertir, de este modo, la situación actual. Recordamos que los residuos municipales son todos aquellos generados en los domicilios particulares, los comercios, las oficinas y los servicios, como también los procedentes de la limpieza de las vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas, muebles y enseres viejos.


Pacto por la Limpieza

Uno de los compromisos recogidos en el Pacto por la Limpieza y la Recogida Selectiva de Residuos es reforzar el servicio e intensificar las medidas contra el incivismo. En este mandato, el Ayuntamiento ha incrementado los recursos destinados a limpieza viaria y recogida de residuos en 10 millones de euros, el que ha permitido aumentar la plantilla de Eco-Equip en 70 personas, renovar parte de la flota y maquinaria, implantar el sistema de carga lateral y la colocación de nuevos contenedores. Actualmente, hay en la ciudad un total de 1.321 baterías de contenedores, una por cada 166 habitantes. Recordamos que separar los residuos en casa y depositarlos a los contenedores de cada fracción es una obligación, según la normativa vigente.

Paralelamente, se han hecho varias campañas de sensibilización sobre la recogida selectiva de residuos, como "Terrassa Más Limpia". Los datos globales, desde que se puso en marcha el noviembre de 2016, indican que se ha llegado a unas 100.000 viviendas y se ha superado la cifra de los 200.000 residentes, lo cual representa más del 90% de la población.

En Terrassa hay inspectores en la calle durante todo el día- el septiembre de 2018 se contrataron cinco personas (cuatro inspectores y un coordinador), para trabajar en horario por la tarde- que comprueban in situ la gestión correcto de los residuos por parte de la ciudadanía, la detección de conductas incívicas y la denuncia de las personas que cometen las infracciones. Un equipo que ha incrementado la vigilancia en aquellos puntos donde hay más vertidos incontrolados, básicamente de muebles, escombros y desechos fuera del contenedor, para ejercer un mayor control.

Terrassa implantó la recogida selectiva de residuos en 2002. Entonces se repartieron por la ciudad 816 contenedores y la fracción de orgánica representaba, aproximadamente, la mitad de los desechos generados a la ciudad.