La Junta de Gobierno aprueba la instalación provisional de contadores de agua en hogares con riesgo de exclusión residencial

Se dará prioridad a las familias empadronadas con menores en la ciudad

 

Vista general Terrassa

La Junta de Gobierno ha aprobado, hoy viernes, una instrucción de servicio de instalación provisional de contadores de agua de emergencia para unidades de convivencia en situación de riesgo de exclusión residencial. La instalación de los contadores se iniciará a principios de 2017. Cumpliendo con la resolución del Síndic de Greuges, se dará prioridad a las familias empadronadas con menores en la ciudad, atendiendo al principio de que la presencia de niños es clavea la hora de determinar la emergencia social de una familia.

Los contadores se instalarán en las viviendas en situación de precariedad sin conexión regularizada al suministro de agua, por un plazo inicial de seis meses y con un caudal de 3 m³ mensuales por persona. Pasados ​​estos meses iniciales, se procederá a la revisión del caso y a la prórroga contractual, si fuera necesario.

Circuito de acceso a la instalación

Las personas interesadas en acogerse a esta resolución deberán presentar una solicitud en las oficinas de atención ciudadana del Ayuntamiento. Posteriormente, la Oficina Municipal de Atención a la Pobreza Energética (OFIMAPE) emitirá un informe sobre el cumplimiento o no de las condiciones de riesgo de exclusión residencial. El coste del contador y del suministro de emergencia irá a cargo de la persona solicitante. Igualmente, el usuario podrá solicitar la concesión de ayudas sociales para situaciones de emergencia, reguladas por las ordenanzas y reglamentos municipales para hacer frente a los costes que corren a su cargo.

Las personas solicitantes deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar empadronados en la ciudad durante un tiempo mínimo de tres años
  • Que el edificio habitado sea propiedad de un gran tenedor
  • Que provengan de un proceso de pérdida de vivienda por dificultades en el pago
  • Buena convivencia objetiva con el entorno de la vivienda en precario

Con esta actuación, además de dar salida a una situación hasta ahora bloqueada, el Ayuntamiento también quiere eliminar las conexiones a la red irregulares y garantizar que todos los ciudadanos puedan tener acceso al servicio de suministro de agua, además de evitar situaciones de peligro.

El Ayuntamiento de Terrassa es líder en Catalunya en la regulación de una tarifa social del agua, además de otras medidas como un protocolo de prevención de cortes, aplazamientos y fraccionamientos en el pago de las facturas, así como por la concesión de ayudas sociales para aquellos usuarios que no pueden hacer frente al pago de los suministros.

Actualmente, se está aplicando la tarifa social, aprobada en 2013, a un total de 2.546 personas o unidades familiares abonadas al servicio. En cuanto a las ayudas de emergencia, durante el 2015 se otorgaron 632 ayudas de urgencia social en concepto de suministros básicos. Durante el primer semestre de este año se han otorgado 327 por el mismo concepto.