La Policía Municipal interpone sesenta denuncias por fraude o usos indebidos de tarjetas de reserva de estacionamiento para personas con movilidad reducida

La Unidad de Vigilancia Territorial y la Unidad de la Policía de Barrio han participado en este dispositivo destinado específicamente a detectar el abuso, falsedad documental y usos no autorizados de estas tarjetas

La Policía Municipal de Terrassa, con el apoyo de Egarvia, ha interpuesto sesenta denuncias por conductas relacionadas con usos indebidos de las tarjetas de reservas de aparcamiento de movilidad reducida (PMR) en un dispositivo específico programado desde el pasado 27 de noviembre y hasta al 3 de diciembre.

La acreditación de aparcamiento PMR permite parar o aparcar el vehículo lo más cerca posible del punto de acceso o destino. Facilita y mejora así el desplazamiento y permite gozar de la máxima tolerancia y permisibilidad en la parada y el estacionamiento del vehículo. Sin embargo, a raíz de la detección de un incremento de utilizaciones fraudulentas o usos indebidos y teniendo en cuenta el perjuicio sobre aquellas personas usuarias que hacen buen uso, la Policía Municipal ha considerado necesario realizar un dispositivo específico para garantizar que los espacios de estacionamiento habilitados para personas con movilidad reducida sean realmente utilizados por personas que presentan estas necesidades. En este sentido, el dispositivo contó con la complicidad de la empresa municipal Egarvia, que ayudó a localizar las zonas donde se sospechaba que se estaban produciendo posibles abusos y fraudes.

Así, este dispositivo se ha realizado con la intervención de las Unidades de Vigilancia Territorial (UVT) y de la Policía de Barrio (UPB) con agentes uniformados y de paisano en varias franjas horarias. Como resultado, la Policía Municipal ha intervenido también 15 tarjetas que se estaban utilizando de forma fraudulenta.

En total, se han interpuesto cuarenta y cinco denuncias por estacionar sin tarjeta en zona reservada a titulares de tarjeta de tolerancia de aparcamiento; siete por estacionar con tarjeta fotocopiada o manipulada en zona reservada a titulares de tarjeta de tolerancia de aparcamiento; dos por estacionar en zona reservada a titulares de tarjeta de tolerancia de aparcamiento sin que el titular sea un ocupante del vehículo; cinco por utilizar la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad en ausencia del titular, y finalmente una por utilizar una tarjeta con datos manipulados o una reproducción o falsificación del documento original.

La Policía Municipal recuerda que, en relación a los usos de las tarjetas de plazas de estacionamiento reservadas para personas con movilidad reducida, la Ordenanza Municipal de Movilidad recoge varias infracciones que pueden ser sancionadas con multas de entre 200 y 6 mil euros , según su nivel de gravedad.