La Seu d'Ègara acoge una jornada sobre la importancia y el valor artístico del conjunto monumental

La actividad, enmarcada dentro de los actos de celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, contará con diferentes conferencias y debates

La Seu d'Ègara acogerá este viernes 1 de junio entre las 9 y las 14 h, la Jornada "Los tesoros de la Seu d'Ègara", impulsada por el Museo de Terrassa y el Archivo Histórico de Terrassa y que cuenta con la col·laboració de la Parròquia de Sant Pere, con el objetivo de poner de relevo la importancia y el valor artístico del conjunto monumental, interpretar su evolución y difundir su valía cultural y documental al conjunto de la sociedad.

La jornada contará con diferentes conferencias y debates alrededor del conjunto monumental, las reliquias medievales o las pinturas murales del Obispado de Ègara, entre otros contenidos.

En el marco de esta jornada, también se presentará la exposición "Los tesoros de la Seu d'Ègara: patrimonio singular catalán" que se podrá visitar entre el 1 de junio y el 4 de julio a las Iglesias de Sant Pere. La muestra, que ya se ha podido visitar en la Delegación del Gobierno de la Generalitat a Brussel·las, en el Castell Cartoixa de Vallparadís y en la Casa Alegre de Sagrera, continuará itinerante en otros espacios de la ciudad durante los próximos meses.

La exposición "Los tesoros de la Seu d'Ègara: patrimonio singular catalán" está formada por una veintena de plafones con imágenes del conjunto monumental acompañadas de textos explicativos que ayudan a los visitantes a conocer la historia y la evolución de uno de los elementos arquitectónicos y patrimoniales más importantes, singulares y representativos de Terrassa, de Catalunya y de Europa.

La Seu d'Ègara conforma un conjunto monumental único en Europa que tiene una trayectoria de continuidad en la historia. El Obispado de Ègara (fundado hacia el 450) significó la época de mayor esplendor de un recinto donde se desarrolló un conjunto episcopal de una gran importancia artística para la Europa cristiana occidental. La pervivencia de elementos singulares del periodo medieval (s.vi-XII), que se manifiesta en la arquitectura del edificios episcopales de Santa Maria, Sant Miquel y Sant Pere, su decoración pictórica, los códices litúrgicos manuscritos y las reliquias que se conservaban al conjunto hacen excepcional este monumento dentro del patrimonio europeo.