La temporada de baño en Terrassa registra 63.709 usuarios y usuarias a las piscinas municipales

A pesar de las restricciones y limitaciones de aforo de esta temporada, la encuesta de satisfacción indica que hasta un 93% de las personas usuarias valoran como satisfactorio o muy satisfactorio el uso de las piscinas municipales

Las piscinas municipales han cerrado la temporada de baño en Terrassa con un total de 63.709 usuarios y usuarias desde el inicio de la temporada de baño, el 10 de julio, y hasta su cierre, domingo 6 de septiembre.

Según ha explicado el regidor de deportes, Miguel Ángel Moreno, "Esta ha sido una temporada de baño complicada y atípica. A pesar de las dificultades, el Ayuntamiento de Terrassa ha hecho un esfuerzo con el objetivo que los y las terrassenses pudieran hacer uso de las piscinas municipales durante los meses de verano. Se han modificado tarifas para que todo el mundo tuviera acceso a estas equipaciones y se han adaptado espacios y reforzado servicios para dar respuesta a la situación sanitaria e incrementar la seguridad de los y las profesionales, así como de las personas usuarias. Una vez finalizada la temporada de baño el balance es muy positivo puesto que, a pesar de las dificultades, no se ha registrado ningún incidente remarcable y una amplía mayoría de las personas usuarias han valorado de forma muy positiva su experiencia en el uso de las piscinas municipales".

La temporada de baño ha sido marcada por las medidas que se han aplicado como respuesta a la situación sanitaria derivada de la Covid-19, que han comportado, principalmente, una reducción de un tercio en el aforo permitido en estas equipaciones para asegurar la distancia de seguridad, tanto a la zona de playa como dentro del agua. Así, y durante esta temporada de baño, la piscina de Vallparadís podía recibir un máximo de 1.000 usuarios y usuarias diarios, 500 en el turno de mañana y 500 en el turno de tarde. En cuanto a las piscinas municipales de Sant Llorenç, la Maurina y Les Arenes, el límite de aforo se estableció en 100 personas al turno por la mañana y en 100 en el turno de tarde. Unas limitaciones de aforo que se han traducido en un 68% de la ocupación de las piscinas municipales a lo largo de la temporada de baño.

La piscina de Vallparadís, la más grande y la que más visitantes recibe durante la temporada, ha registrado este año 39.015 usuarios y usuarias, seguida por la Piscina Municipal de Les Arenes con 9.504, mientras que las piscinas municipales de Sant Llorenç y la Maurina han recibido este verano 7.996 y 7.194 visitantes respectivamente.

Según la encuesta de satisfacción realizada entre las personas usuarias de las piscinas municipales durante este verano, un 93% de los y las bañistas se consideran satisfechos o muy satisfechos del uso de estas equipaciones y puntúan con una nota de 8,78 sobre 10 de media el uso de estas instalaciones. En esta valoración destaca también que hasta un 97% de las personas encuestadas consideran que la seguridad a las piscinas municipales durante esta temporada ha sido la correcta.