Las licencias de obras mayores crecieron un 18% en 2018 en Terrassa y las viviendas nuevas, un 112%

Así lo recoge la estadística de licencias urbanísticas de 2018 del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Terrassa registró a lo largo de 2018 un total de 1.717 licencias urbanísticas, autorizaciones de obras y comunicaciones de adecuaciones de locales, una cifra que representa un incremento de cerca de un 4,6% respecto a las 1.641 de 2017. En cuanto a la tipología, en este periodo se tramitaron 695 expedientes para obras menores (un 12% más que en 2017), 356 para adecuaciones de locales, 285 para obras mayores (un 18% más que 2017) y 204 por aperturas de zanjas. Del total de 1.717 licencias solicitadas, el Consistorio resolvió un total de 1.574 durante el ejercicio de 2018.

En cuanto a la superficie construida en 2018 (incluyendo superficie de nueva planta, ampliación y reforma), esta fue de 215.000 m2 -una cifra similar a la de 2015 (214.000 m2) - e inferior a los 273.000 m2 registrados en 2017. Con todo, se detectó un incremento del techo residencial, que pasó de los 52.000 m2 de 2017 a los 70.000 m2 de 2018. Así lo recoge la estadística de licencias urbanísticas del ejercicio 2018.

Ingresos por tasas de tramitación de licencias y comunicaciones de obras

El Ayuntamiento de Terrassa ingresó en 2018 un total de 642.922,24 euros en concepto de tasas urbanísticas. Por el concepto de obras mayores, el Consistorio ingresó el año pasado 185.179,59 euros, casi un 35% más que a lo largo de 2017, cuando esta cifra fue de 137.474,96 euros.

Sin embargo, si tenemos en cuenta el conjunto de licencias y comunicaciones, la cifra total es ligeramente inferior a la de 2017, cuando alcanzó los 669.739,87 euros. Esta disminución en la recaudación, de un 4%, responde principalmente a la pequeña reducción de tasas generadas por licencias de parcelación, primera ocupación, vallas y silos, obras menores, apertura de zanjas y comunicaciones de adecuaciones de locales. Con todo, se mantiene la tendencia alcista de los últimos años.

El incremento en la solicitud de licencias de obras mayores para la construcción de viviendas de nueva planta, con 785 viviendas, consolida el crecimiento progresivo y sostenido detectado desde 2014, año en que sólo se solicitaron licencias para 15 viviendas, todos ellos unifamiliares o bifamiliares.

Estas solicitudes representan un incremento del 112% en relación a los 371 viviendas proyectadas en 2017. De las licencias solicitadas en 2018 para la construcción de viviendas plurifamiliares, destacan 6 promociones en los barrios de Las Arenas-La Grípia y Can Montllor ; Torrent de Pere Parres, Pueblo Nuevo Zona Deportiva y Cementerio Viejo. Entre todas ellas se calcula una superficie construida entorno a los 75.000 m2, para edificar 490 viviendas y 760 plazas de aparcamiento.

De las 785 unidades de vivienda solicitadas durante el 2018, 714 corresponden a edificios plurifamiliares, duplicando así las contabilizadas en el año 2017 (321 unidades).

Menos aparcamientos y locales

Siguiendo la tendencia iniciada el año 2017, en 2018 se cerró con menos aparcamientos (tanto por superficie como por unidades). Una situación que también ha pasado a la superficie industrial, que se ha reducido a la mitad que la registrada en 2017, cuando se contabilizaron 20.434,99 m2. En 2018 esta cifra fue de 10.235,85 m2.

En cuanto a las licencias de ampliaciones, el ejercicio de 2018 siguió la tendencia de 2017 de las destinadas a viviendas y locales, ya que las de aparcamiento fueron inexistentes.

En cuanto a las reformas, el Ayuntamiento otorgó en 2018 más licencias para viviendas y aparcamientos, y menos para locales y naves industriales. Señalar que, con respecto al conjunto de actividad edificatoria (nueva planta, reforma y ampliación), es la reforma que mantiene el protagonismo de esta actividad, porque reúne casi las dos terceras partes de la superficie total, con casi 140.000 m2. Una cifra que no incluye la superficie de las pequeñas reformas realizadas a las viviendas a través de las comunicaciones de obra.

En relación a la distribución por usos del total de superficie, destaca una notable disminución de la superficie comercial (ha pasado de 130.000 a 48 mil m2) porque no se ha proyectado ni reformado áreas comerciales grandes o medianas.

En cuanto a la distribución geográfica, el Distrito 1 fue el que recibió más licencias (nueva planta, ampliación y reforma), con un total de 533, de las cuales 273 correspondieron a viviendas y 142 plazas de aparcamiento. Le siguió el Distrito 4, con 336 licencias; y el Distrito 5, con 325. El que más licencias de vivienda nueva registró fue el Distrito 1 (118), seguido del Distrito 5, con 84.

En el apartado de reformas, el Distrito 1 concentró la actividad más importante, con 125 licencias para viviendas y 108 para locales. El Distrito 4 destacó por las licencias de reforma de aparcamientos (151), la mayoría concentradas en el Roc Blanc.

Puede consultar la Nota de Prensa completa con los cuadros que se comentan aquí