Las obras de construcción del nuevo circuito de skatepark de Can Jofresa comienzan hoy

El proyecto tiene un plazo de ejecución de cuatro meses

El Ayuntamiento de Terrassa ha puesto hoy en marcha las obras de construcción del nuevo circuito de skatepark a Can Jofresa, una instalación que será abierta al uso de toda la ciudad, y que se situará al paseo central de la avenida de Can Jofresa, al espacio limitado entre las calles de Albert Einstein y de Badalona, con la avenida del Textil. La elección de esta zona del Distrito 3 responde a sus dimensiones, a la fácil adaptación topográfica que requiere las exigencias de la pista, a la proximidad con la zona deportiva de Can Jofresa, así como también a la facilidad de accesos y de ocupación del espacio público en caso de celebración de un campeonato. Las dimensiones de este espacio son de 3.472,63 m2, a pesar de que la superficie total construida será de 1.434 m2. Este será el segundo skatepark de Terrassa, puesto que el primero, construido el 1995 (y remodelado en 2013 y 2016), está situado en el barrio de Sant Llorenç.

El proyecto, que se enmarca dentro del programa de actuaciones Terrassa Barrios en Marcha de mejora del espacio público, ha sido diseñado por los técnicos municipales, con la colaboración de la Associació Egaraskate, especializada en el diseño y construcción de pistas de skate, y de un asesor externo, y contó con la colaboración del Laboratorio de Ingeniería Acústica y Mecánica de la UPC, que elaboró un estudio sobre la posible afectación sonora que tendría una instalación de estas características a la zona.

Uno de los objetivos del proyecto ha sido respetar la vegetación existente e integrar la pista de skate en la medianera sin alterar en exceso la continuidad de la línea ajardinada de la avenida de Can Jofresa. Las obras van a cargo de la empresa HPSA, Construcción y servicios medioambientales S.A. y tienen un plazo de ejecución de cuatro meses. El presupuesto de adjudicación es de 271.690,74 euros (IVA inclós).

En cuanto a las afectaciones, la ejecución de los trabajos comportará la anulación del aparcamiento de la banda oeste de la medianera, reservado por material de obra, y también la realización de cortes puntuales de circulación en uno de los dos carriles de tránsito de la avenida de Can Jofresa para hacer las conexiones de los servicios.


Características técnicas

El nuevo circuito de skate se ha diseñado en base a la construcción de módulos de hormigón y a tres plataformas, que se adaptarán a la pendiente transversal que hay a la medianera. El proyecto responde a la concepción de un diseño donde las plataformas 1 (más dura) y 2 (más suave) se sitúen a la parte oeste, para que sea la zona más urbana, mientras que la plataforma 3 estará a la parte este, destinada a la gente que practique más en el bowl.

La plataforma 1 tendrá una anchura de 10,5 m por una longitud de 58 m. Se construirá a la parte oeste, a la banda de la pista de atletismo, y estará situada aproximadamente a un metro respeto el nivel de la calle. Se ha pensado como un circuito con diferentes niveles de dificultad, gracias a los elementos de skate que se colocarán. Se podrá acceder desde la nueva rampa, que estará situada al extremo noroeste, o desde las escaleras que estarán ubicadas en la zona sudeste. Desde esta plataforma, se podrá acceder a la plataforma 2, que estará situada a unos 60 cm por encima de la 1. Se comunicará con la plataforma 3 por unas escaleras y, con la 1, por rampas y escaleras patinables.

Finalmente, a la plataforma 3 se situará el bowl o pool, que es uno de los elementos más singulares de las pistas de skate, puesto que tiene forma de profundidad de piscina. La plataforma 3 estará situada al mismo nivel y pendiente de la calle en la parte este.


Alumbrado y enjardinament

El nuevo equipamiento dispondrá de una nueva red y acometida de luz porque se instalarán columnas de 12 m de altura, que funcionarán en horario restringido, y de nuevas luminarias. La ubicación del nuevo sistema de alumbrado responde al criterio de dar una mayor uniformidad lumínica a la zona del bowl y una luminancia moderada al resto de la pista. El funcionamiento de todos los proyectors se adaptará al horario de funcionamiento del skatepark. Inicialmente se prevé que, en invierno, funcione de 9 h a 23 h y, en verano, de 8 h a 0 h. Fuera de este horario, se reducirá el alumbrado del circuito.

Actualmente, el espacio está ajardinado y cuenta con chopos, olivos y plantaciones arbustives, puesto que el resto está cubierto con césped. El proyecto respeta al máximo la vegetación existente, porque se ha intentado reproducir la enjardinament actual para mantener la continuidad con el resto de medianera de la avenida de Can Jofresa. Sólo se contempla la eliminación de un chopo, puesto que los tres olivos y algunos de los arbustos se trasladarán al Vivero Municipal. Se anularán los aspersors verticales en las zonas arbustives repuestas y, a las de nueva creación, se colocará el sistema de riego por goteo.


Información a los usuarios

El circuito de skatepark de Can Jofresa contará con carteles informativos, que se instalarán a los accesos y que recogerán el horario y el funcionamiento del nuevo equipamiento. Además, se colocarán otros carteles que informarán sobre el uso adecuado que la ciudadanía tiene que hacer del circuito, el peligro de caída al bowl, los elementos donde no se puede patinar o la prohibición de pisar el césped. Además, se señalizará con pintura reflectant el nuevo paso de peatones que habrá a la zona suroeste del circuito.

La propuesta de construir un skatepark surgió inicialmente de la consulta ciudadana realizada por los presupuestos participativos del 2010, donde este proyecto resultó ganador. Se terminó en 2012 pero no se llegó a ejecutar debido a la crisis económica. El año 2017 fue actualizado y el proyecto se incluyó dentro de las inversiones previstas del programa Terrassa Barrios en Marcha.