Las obras por la entrada en servicio de la B-40 entre Abrera y Viladecavalls cumplen el calendario previsto

La previsión del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana es que puedan finalizar en octubre de 2023

La teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Lluïsa Melgares, acompañada de técnicos municipales, se ha reunido esta mañana con representantes de la Demarcación de Carreteras del Estado en Catalunya del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para conocer la evolución de las obras y la entrada en funcionamiento del tramo de la B-40 entre Abrera (túnel de Olesa) y el enlace con la C-58 (autovía de la Bauma), con la C-16 (autopista Terrassa-Manresa) y con el tramo ya construido de la B-40 hasta el Norte de Terrassa. Los representantes del Ministerio han comunicado que las obras avanzan según el calendario previsto y que prevén que puedan finalizar en octubre de 2023.

En el transcurso la reunión, se ha informado de la entrada en funcionamiento de los dos nuevos accesos a la C-16 y la -C-58 desde la B-40, en dirección Barcelona, y también del corte de tráfico que se hará a partir de miércoles, 29 de marzo, en el paso inferior de la C-16, al enlace de Terrassa Oeste en dirección a Barcelona, donde se cruza la C-16 con la autovía de la Bauma (C-58), a la altura de la calle de Rafael de Campalans, en el barrio del Roc Blanc.

El motivo de estas obras son la ampliación del número de carriles, que pasarán de dos a tres, en cada sentido de la marcha. Desde el Ayuntamiento de Terrassa se recomienda seguir los itinerarios alternativos que propone el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, así como los mensajes informativos que se habilitarán a las pantallas electrónicas variables de la autopista C-16.