Más de 800 alumnos de infantil y primaria de nuevo escuelas participan este curso en la actividad ‘El punto limpio móvil en las escuelas'

Forma parte Programa de Educación para la Sostenibilidad de Terrassa (PEST)

El Programa de Educación para la Sostenibilidad de Terrassa (PEST), que organiza el Ayuntamiento, proporciona en las escuelas los recursos necesarios para respetar el medio ambiente y conseguir, así, una ciudad más sostenible. Este año se han inscrito un total de 46 centros escolares, que participan de los talleres y las actividades. Una de estas actividades es ‘El punto limpio móvil en las escuelas', que ofrece el Consorcio para la Gestión de los Residuos del Vallès Occidental como recurso pedagógico gratuito para los centros educativos, y que se imparte en Terrassa desde el año 2012.

Con esta actividad se sensibiliza el alumnado de educación infantil y de los primeros cursos de primaria sobre el reciclaje. Este curso 2021-22 se han inscrito un total de 38 grupos de nuevo escuelas de la ciudad, como son El Vallès, La Roda, Lumen, Salvador Vinyals, Santa Teresa de Jesús, Isaac Peral, Agustí Bartra, Mare de Déu de Montserrat y l'Heura, que suman un total de unos 860 escolares menores de 12 años. Una cifra que, desde el 2017, ha ido progresivamente en aumento. Hasta el año 2019 participaron 10 centros y 850 alumnos. El año 2020 fue un paréntesis porque, con la pandemia, las actividades presenciales se pararon.


Una desechería en el patio

‘La desechería móvil en las escuelas' consiste a aparcar este camión adaptado, que cuenta con diferentes espacios habilitados para meter los diferentes residuos, en el patio del centro educativo. Durante una hora, el alumnado el visita en pequeños grupos para conocer su funcionamiento, porque ellos conozcan este servicio, que también funciona en Terrassa; sean conscientes de la diversidad de residuos que se pueden separar, y que tienen que tener un tratamiento diferenciado, y conozcan que hay otros que tienen que ir directamente a los puntos limpios.

El PEST se puso en marcha el curso 2014-2015 para fomentar la conciencia medioambiental y, actualmente, ya forma parte del currículum escolar de la mayoría de las escuelas. Está dirigido al alumnado de los ciclos de infantil, primaria y secundaria y, colaboran habitualmente otras organismos y entidades como es lo el Consorcio para la Gestión de los Residuos del Vallès Occidental; el Observatorio del agua de Terrassa (OAT); la empresa municipal Taigua y la Agrupación de Defensa Forestal de Terrassa (ADF).

Terrassa cuenta con una desechería móvil, que acerca este servicio a la ciudadanía puesto que atiende las personas que tienen problemas de movilidad o disponibilidad de transporte para desplazarse hasta las desecherías municipales de Can Casanovas y de Can Barba para dejar los residuos. En cada barrio hay puntos de parada, hasta sumar un total de 72, con un día y hora de recogida asignados. Los materiales que recogen son, principalmente, baterías y pilas; chatarra informática y pequeños electrodomésticos; lámparas fluorescentes; móviles; aceites minerales de los vehículos; aceites vegetales de cocina y otros residuos pequeños.