Reducción de las plazas de aparcamiento en la calle de Sant Isidre entre las calles del Pantà y de Sant Gaietà

El objectivo es acabar con los desperfectos que ocasionan los camiones, que suben a la acera por falta de espacio

A partir de mañana martes, 28 de febrero, no se podrá aparcar en la calle de Sant Isidre, en el tramo que va desde la calle del Pantà hasta la de Sant Gaietà. Se trata de una medida motivada por el tránsito de camiones por esta tramo de la vía a consecuencia de una obra que se está ejecutando a la misma calle de Sant Isidre. El Ayuntamiento ha tomado esta decisión a petición del vecindario, ante los desperfectos ocasionados por el tránsito de camiones en este tramo de la calle. La anchura de la calzada hace que los vehículos pesandos suban a la acera en esta parte de la calle, hecho para el que, evidentemente, la acera no está preparada y, por lo tanto, queda dañada.

Ante estos desperfectos, se ha decidido suprimir las plazas de aparcamiento de la calle para facilitar el paso, lo que implica la eliminación de cinco plazas de zona azul y de una zona de carga y descarga. La medida, a pesar de haber sido desencadenada por las obras, se tomará de manera definitiva para evitar que los desperfectos se reproduzcan en otras situaciones.