Se aprueba por unanimidad el Plan Local de Vivienda de Terrassa 2019-2025

La jornada se enmarca en la conmemoración del Día internacional de las personas con discapacidades

El Ayuntamiento en Pleno ha aprobado por unanimidad, con el voto a favor de todos los grupos municipales, el Plan Local de Vivienda de Terrassa 2019-2025 (PLH), un documento estratégico y de planificación de las políticas municipales de vivienda para los próximos 6 años a la ciudad. Un proyecto de ciudad, iniciado en el anterior mandato, que es el resultado de un trabajo y análisis de la situación actual en materia de vivienda al municipio, y de un proceso abierto que ha contado con la participación ciudadana y la intervención de los grupos municipales. El PLH se presentaba a aprobación hoy, en el Pleno correspondiente al mes de noviembre, además, con los mecanismos de seguimiento y de adaptación a los cambios que se puedan ir produciendo durante los años que se prevé de implementación, tanto por las propias necesidades cambiantes de la ciudadanía, como por la aprobación de nuevas normativas o cambios legislativos que se puedan ir sucediendo.

Para el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, el PLH "es una de las herramientas que dispondremos este mandato para lograr uno de los objetivos principales de este Equipo de Gobierno, que es que Terrassa pueda ser una ciudad vital, plural y abierta, en la qué el centro de las políticas municipales sean las personas, con los recursos básicos necesarios disponibles y la plena garantía de preservación de sus derechos, como tiene que ser -en este caso- el de acceso a una vivienda digna".

La Ley 18/2007, del derecho a la Vivienda regula los Planes Locales de Vivienda como el instrumento de panificación y de intervención para asegurar la efectividad del derecho constitucional. Esta ley concreta los diferentes instrumentos para garantizarlo, como por ejemplo el Plan Territorial Sectorial de vivienda y las herramientas para su desarrollo parcial; Los Programas supralocales específicos de vivienda; y los Planes locales de vivienda (artículo 14).

El PLH de Terrassa 2019-2025 pretende garantizar la función social de la vivienda de la ciudad, y avanzar en la construcción de un servicio público de vivienda de acuerdo con las recomendaciones que Naciones Unidas hace en el Estado español en esta materia. El documento resultante ha contado con una diagnosis inicial para analizar la situación de la vivienda al municipio. Una diagnosis, para la regidora de Vivienda y Rehabilitación, Lluïsa Melgares, "de gran valor que ha permitido detectar, dimensionar y cuantificar tanto las carencias y la problemática en torno la vivienda y la población, como los recursos municipales disponibles".

La diagnosis realizada presenta una serie de conclusiones:

• Situación de envejecimiento progresivo del parque de viviendas e incremento de las situaciones de utilización anómala de este, así como presencia de viviendas vacías, sobreocupats y ocupaciones.
• Detección de vulnerabilidad residencial a toda la ciudad y especialmente en los barrios y colectivos que ya tienen mayores dificultades.
• Hace falta una reactivación de la nueva construcción al municipio e incremento del precio de compraventa y de alquiler. Existe un desajust entre la oferta existente en el mercado libre y la demanda observada, que se concreta en una baja presencia de viviendas de alquiler y a unos precios medios superiores a la capacidad de los hogares.
• Suficiencia de potencial residencial para absorber la demanda en el próximos 6 años y poder lograr el objetivo de solidaridad urbana, condicionado al desarrollo de los sectores.
• Existe una saturación de los recursos humanos y residenciales para hacer frente a la demanda de viviendas sociales.

Para Melgares, el objetivo central del PLH "es garantizar el derecho a la vivienda e impulsarlo como herramienta de inclusión, sostenibilidad y resiliencia». Objetivos que, como afirma la regidora, han regido todo la enfoque del Plan: "Es una planificación del modelo territorial, una mejora del estado del parque de viviendas y se propone dotar de recursos y conocimiento las políticas de vivienda a la ciudad".


Objetivos y Estrategias del PLH

Los objetivos del plan que ha aprobado hoy el Pleno van desde garantizar el derecho a la vivienda, asegurando el acceso y la permanencia; Impulsar la vivienda como herramienta de inclusión, sostenibilidad y resiliencia; Planificar el modelo territorial de vivienda; Mejorar el estado del parque de viviendas y de sus residentes; y dotar de recursos humanos y económicos las políticas de viviendas

A partir de estos objetivos, el PLH de Terrassa propone unas estrategias de actuación que tienen que cumplir una doble función: establecer las directrices generales necesarias para avanzar hacia los objetivos definidos y, por la otra, servir como guía que oriente la posterior instrumentación operativa del mismo.

En cuanto a las estrategias resultantes del PLH, el que pretende conseguir, a grandes rasgos, es:

• Desarrollar una estrategia urbana para garantizar la coherencia con aspectos como la movilidad, las actividades, los espacios abiertos o las equipaciones, evaluando las necesidades de crecimiento o transformación de la ciudad.

• Gestionar y promover el alquiler para asegurar el acceso a la vivienda y al alojamiento a través de la mediación entre el mercado privado y la demanda de precios asequibles, con medidas incentivadoras, convenios con promotores, entidades financieras, particulares, etc, y velar y asesorar los usuarios por el buen uso y la permanencia a la vivienda con mecanismos de mediación, negociación o presión a los grandes tenedores para conseguir su recuperación y puesta al mercado a precios asequibles y sociales.

• Incrementar la vivienda asequible y social a través de la promoción municipal o a través otros agentes de nuevas tipologías de vivienda asequible, con la adquisición de viviendas por medio del derecho de tanteo y retracto.

• Fomentar la rehabilitación del parque de viviendas, mediante subvenciones, ayudas y mejoras a la financiación, bonificaciones en tasas e impuestos, etc.

• Consolidación y gestión de los servicios relacionados con la vivienda, asegurando recursos humanos y dotación económica para los programas relacionados con la vivienda.

El despliegue de estas estrategias se traduce en 47 actuaciones, (37 de las cuales coinciden directamente con el proceso participativo) alineadas con los Derechos de la Carta Europea de Salvaguardia de los Derechos Humanos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.


Actuaciones 2020

Al documento final, cada actuación está descrita con los objetivos específicos, los principales beneficiarios, el marco normativo, la estimación económica, los indicadores de resultado e impacto, el calendario, etc.

Así, inicialmente, para el próximo año 2020 las principales actuaciones previstas, son:

• Aumento del Parque Público por la adquisición de viviendas a través del derecho de tanteo y retracto.
• Constitución del Consell Municipal de Vivienda
• Aumento de las viviendas dotacionales destinadas a colectivos específicos.
• Posar a disposición, mediante concurso, piezas de suelo del Patrimonio municipal en Derecho de Superficie destinado a cooperativas y empresas gestoras de alquiler.
• Fomentar otras formas de acceso a la vivienda: cohousing, masoveria,cesión de uso...
• Modificación del POUM para incrementar el porcentaje de viviendas HPO en suelo consolidado.
• Ejecución parcial de obras de urbanización de sectores que se están desarrollando.
• Línea de subvenciones adicionales para la rehabilitación de edificios.
• Línea de subvenciones para la movilización de viviendas vacías para ampliar la Bolsa
• Aumentar las sanciones para un uso inadecuado del viviendas: mal sido, vacíos...
• Expropiación temporal del uso en viviendas vacías de grandes tenedores a la espera de la aprobación del decreto que regula la expropiación definitiva.
• Actualizar e implementar medidas y protocolos para garantizar los suministros básicos y sancionar las infracciones derivadas del incumplimiento de la ley 25/2015.
• Trabajar con los juzgados para parar desahucios, velando expresamente por los abiertos y exprés. Actualización de protocolos.
• Optimizar los recursos municipales para simplificar y mejorar la atención a las personas: centralizar la atención y demanda de recursos, publicitar los recursos de vivienda de los que dispone el Ayuntamiento a la ciudadanía, crear una unidad de atención a las personas en situación de pérdida de vivienda y elaborar indicadores accesibles a la ciudadanía.
• Mejorar la coordinación con entidades que trabajan para garantizar el Derecho a en la Vivienda: sindicatos de locatarios, plataforma de afectados, espacio Derechos, tercer Sector, etc.