Se intensifica el control del acceso motoritzado a los caminos de la Anilla Verde de Terrassa

Los dispositivos de vigilancia quieren detectar conductas que infringen la legislación

Se ha intensificado la vigilancia del acceso de vehículos motorizados a los caminos del entorno natural de Terrassa y, más concretamente, de la Anilla Verde, a través de la organización de actuaciones coordinadas de diferentes cuerpos de seguridad. En estos dispositivos de vigilancia, que se plantean como controles aleatorios, participan miembros de los Agentes Rurales, Mossos d'Esquadra, Seprona de la Guardia Civil y Policia Municipal de Terrassa.

El objetivo es detectar conductas que infringen tanto la legislación autonómica como las ordenanzas municipales. La presencia de vehículos de motor circulando por caminos no autorizados, sin respetar los cierres ni la normativa, estorba y provoca incidentes al resto de usuarios y afecta negativamente el entorno. También provoca molestias y puede llegar a ser la causa de atropellos de la fauna y daños a la vegetación cuando se abren nuevos senderos.

La presencia de estos vehículos a los entornos naturales, como por ejemplo los caminos de la Anilla Verde, está muy claramente determinado por la Ley de regulación del acceso motorizado al Medio Natural de Catalunya (Ley 9/1995, de 27 de julio). Esta normativa no autoriza la circulación motorizada por pistas de anchura inferior a cuatro metros y por aquellos viales no autorizados de manera expresa. Así mismo, prohíbe circular con vehículo motorizado campo a través y fuera de caminos y pistas delimitados a tal efecto, por los cortafuegos, las vías forestales de extracción de madera, los caminos ganaderos y por la lámina de agua de los ríos, los torrentes y todo tipo de corrientes de agua.

En la misma línea, en Terrassa, la Ordenanza de bases de convivencia democrática en la ciudad recoge la normativa anterior, y también establece que no se puede superar la velocidad máxima de 20 km/h en la circulación por caminos y pistas no pavimentados que sean aptos para la circulación motorizada. En cualquier caso, se tienen que respetar las otras personas usuarias, especialmente si son peatones, y los rebaños, que disfrutan de preferencia.

A modo de ejemplo, el pasado sábado, 22 de abril, una actuación de control de acceso de este tipo dejó como resultado la inmovilización de tres vehículos -un quad y dos motocicletas-, con la correspondiente sanción por parte de la administración competente, la Generalitat de Catalunya, por comisión de infracciones graves, concretamente:

Circular, sin causa justificada, por viales no aptas para la circulación motorizada, o por las pistas y los caminos delimitados en redes e itinerarios sin disponer de autorización específica.
Circular a campo a través o fuera de caminos o pistas aptas para la circulación.

Las infracciones graves pueden comportar una sanción que puede representar una multa económica entre 300 a 3.000 euros.