Terrassa arranca el lunes una campaña de prevención de incendios forestales condicionada por la Covid-19

Se acondicionarán seis caminos (16,45 km) y se mejorará la franja perimetral de la urbanización de Can Parellada (5,6 ha)

Con el objetivo de evitar incendios durante el verano, el Ayuntamiento de Terrassa pone en marcha, un año más, la campaña de Prevención de Incendios Forestales en época de riesgo alto, que durará del 15 de junio al 15 de septiembre. La campaña empieza en un marco bastante positivo, con un riesgo moderado de incendio forestal durante este verano en la comarca, puesto que las lluvias de la primavera han dejado los bosques mucho más muy hidratados que en campañas anteriores y solo un aumento muy drástico de las temperaturas podría cambiar la situación. Pero, a la vez, está marcada por la crisis de la Covid-19, que ha provocado que ciertos trabajos de gestión forestal se hayan atrasado y también que se tengan que adoptar pautas especiales a seguir para proteger de posibles contagios las personas que tengan que actuar en el territorio en caso de emergencias.

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, pide a la ciudadanía «no bajar la guardia y extremar las precauciones para evitar, más que nunca, los incendios forestales». Ballart explica que «a pesar de las dificultades y las incertidumbres por la crisis de la Covid-19, en estos meses se ha trabajado y estamos preparados para abordar la campaña de prevención de incendios». Según el acalde, «a pesar de las adversidades, no hemos dejado de trabajar y nos hemos ajustado al que se podía hacer en cada momento. Es por eso, que quiero agradecer, todavía con más bastante, la colaboración de todos los actores implicados en esta tarea, porque en seguridad y emergencias se tiene que ir siempre un paso por adelantado».

En este contexto, lunes arranca en Terrassa un plan de actuación que recoge las acciones a tomar en el término forestal destinadas al mantenimiento de caminos de la red básica de prevención y vigilancia, puntos de agua y otras actuaciones para la preservación del medio natural. Un plan de actuación que también incluye las campañas de vigilancia que se hacen tanto desde la Diputación de Barcelona como desde la Asociación de Voluntarios Forestales que forman parte de la Agrupación de Defensa Forestal (ADF) de Terrassa, ambas en colaboración con el Ayuntamiento de Terrassa a través del servicio de Protección Civil.

La campaña forestal de este verano, con la intensificación de las tareas preventivas a los entornos forestales de la ciudad, empezará lunes, 15 de junio, y finalizará -si no hay situaciones extraordinarias que lo prorroguen- el 15 de septiembre. Este es el periodo donde se activan más campañas de vigilancia, en colaboración y coordinación entre los servicios del Ayuntamiento y los cuerpos de emergencias (Policía Municipal, Mossos d'Esquadra, Agentes Rurales, Bomberos de la Generalitat) y también la ADF, así como con otras instituciones como por ejemplo la Diputación de Barcelona y la Generalitat.

El trabajo del Ayuntamiento de Terrassa en esta campaña se desarrolla en base a tres líneas de actuación:

1. El acondicionamiento y mantenimiento de las diferentes infraestructuras que pueden facilitar la acción de los equipos de emergencias y minimizar el impacto del fuego.
2. El apoyo a los equipos humanos del dispositivo de vigilancia.
3. La sensibilización en la población hacia los riesgos y las acciones a llevar ante un incendio forestal.

Durante el 2020 se actuará en la mejora de la franja perimetral de baja combustibilidad de la urbanización de Can Parellada, de 5,6 ha, actualmente en licitación, con un coste de 10.740,6 euros. Si sumamos la inversión realizada en 2018 y 2019, cuando se mejoraron 26,50 hectáreas de franjas perimetrales, la inversión total los últimos tres años en este ámbito llega a los 47.751,46 euros. Estos trabajos dan continuidad a la tarea realizada los últimos años, puesto que el Ayuntamiento ha impulsado, desde el 2016, entre otros actuaciones, obras en franjas perimetrales de las urbanizaciones de Can Parellada -que este año se repite-, Les Fonts, Can Palet de Vista Alegre y La Font de l'Espardanyera.

Este año se arreglarán también seis caminos de la red básica de prevención y vigilancia. Las obras, subvencionadas en un 80% por la Diputación de Barcelona, tienen un coste total de 25.720 euros y permitirán la adecuación de hasta 16,45 km de caminos. La inversión en este concepto fue de 21.121 euros en 2019. En total, entre 2018, 2019 y 2020 se habrán destinado 71.489,50 euros al arreglo de caminos para la prevención de incendios forestales. Los caminos forman parte de la red básica de vigilancia porque atraviesan el territorio forestal para facilitar el acceso de los vehículos de extinción. Por eso tienen que estar en buen estado y tener una anchura mínima de 3,5 metros, con giradors y vierteaguas.


Los equipos humanos

Durante la época de alto riesgo de incendio se acentúan las acciones encaminadas a la prevención de incendios forestales como por ejemplo las campañas de vigilancia que se hacen tanto desde la Diputación de Barcelona como desde la Asociación de Voluntarios Forestales, que forman parte del ADF de Terrassa, ambas en colaboración con el Ayuntamiento de Terrassa a través del servicio de Protección Civil.

La Diputación de Barcelona, dentro de la campaña de prevención de incendios forestales, contrata un informador que hace una ruta a la zona norte de Terrassa (compartida con Matadepera) y otro en la zona Sur (ruta compartida con Santo Quirze y Rubí). El control Vallès, situado en la sede de la Federación de ADF del Vallès Occidental en Matadepera, es quien coordina este equipo de informadores. El Ayuntamiento apoya a esta campaña y sus funciones principales son informar y disuadir a los usuarios de los bosques de realizar prácticas de riesgo de incendio forestal, como también la de estar atentos a la detección de columnas de humo. Sus actuaciones empiezan a partir del 12 de junio y se prolongarán hasta el día 1 de septiembre. Su horario cubre cada día de la semana y durante la franja de máximo peligro de incendio forestal.

Los Voluntarios Forestales son una entidad sin ánimo de lucro integrada a la Agrupación de Defensa Forestal (ADF) de Terrassa, que tienen como objetivo principal la defensa de la natura y la prevención de incendios en el bosque, una actuación que realizan durante todo el año. A la campaña de este 2020, un grupo de 40 personas de este colectivo harán guardias de vigilancia y prevención, especialmente, los fines de semana y los días de máximo riesgo de incendio a partir del inicio oficial de la campaña, previsto por el 20 de junio. El equipo dispondrá de cuatro vehículos del ADF, además del de Protección Civil y, en caso de necesidad, también pueden disponer de los dos que hay al servicio de Medio Ambiente. Los Voluntarios también hacen tareas relacionadas con los terrenos forestales como, por ejemplo, revisar el estado de los caminos y su accesibilidad; detectar los vertidos incontrolados; hacer la desbrossada de la en torno a las balsas, controlar las prácticas ilegales, entre otras actuaciones.

El ADF de Terrassa recibe anualmente del Ayuntamiento una subvención de 12.260 euros, una partida con la cual cubren los gastos derivados de la campaña de prevención de incendios y también las correspondientes a obras no subvencionadas por otras administraciones. Además, desde el servicio de Protección Civil se proporciona cobertura durante todo el año a esta entidad.


Campañas de información y sensibilización

Una buena parte de los esfuerzos de sensibilización se concentran a los habitantes de las urbanizaciones. En este caso la campaña consiste en el recordatorio de las normas encaminadas a la prevención de incendios y a las medidas de autoprotección a tomar, tanto en confinamiento como en evacuación ante un fuego forestal. Dentro de esta campaña se contempla la evacuación a través de la Cruz Roja de personas que no disponen de medios o tienen alguna limitación física o intelectual.

Este año se ha continuado haciendo actuaciones para captar el interés de las mujeres para participar en las tareas de voluntariado relacionadas con el ADF, como la campaña ‘La ADF también es LILA', así como otras acciones en colaboración con Protección Civil. Es el caso del role-playing ‘Piratas en la montaña', para niños y niñas de 5º y 6º de Primaria, que quiere sensibilizar el alumnado contra los incendios forestales y los vertidos de residuos al medio natural; y el libro infantil «La patrulla del bosque contra el fuego».

El Ayuntamiento informa y recuerda continuamente los consejos y medidas de prevención, que se pueden consultar en el web municipal, y ofrece información en tiempo real a través de sus redes sociales, como por ejemplo el perfil de Twitter @trsemergencies, donde también se publican los consejos de autoprotección en caso de fuego forestal.


Bando de Prevención de Incendios Forestales

La publicación del Bando de Prevención de Incendios Forestal, el 13 de marzo, por parte del alcalde recuerda, como cada año, que entre el 15 de marzo y el 15 de octubre está prohibido hacer fuego, especialmente entre el 15 de junio y el 15 de setmbre, que hay que extremar las precauciones. Este documento enumera las medidas de prevención para evitar la declaración de incendios del término municipal y a la franja de 500 metros que los rodea. En estos límites se prohíbe encender fuego para cualquier tipo de actividad; tirar objetos encendidos; abocar basura, escombro, restos vegetales e industriales que puedan iniciar o propagar un fuego; tirar cohetes, globos, fuegos de artificio u otros artefactos que puedan estar en el origen de un incendio forestal. También se recuerda a la ciudadanía la importancia de comunicar la posible existencia de un incendio forestal al teléfono de Emergencias 112.

Otras prohibiciones contempladas al Bando son:

• Limitar la circulación de vehículos por pistas y caminos forestales. Solo lo podrán hacer los que estén vinculados a las fincas de la zona, a la administración y a los servicios públicos.
• Establecer que los terrenos utilizados como áreas recreativas tengan una zona de protección de 25 metros a su alrededor y una red de hidrantes a su perímetro que estén separadas, como máximo 200 metros una de la otra, o bien que tengan una reserva de agua.
• Prohibir, cuando el índice de peligro de incendio sea extremo del 15 de junio al 15 de septiembre, que a todos los terrenos forestales y en la franja perimetral de 500 metros se pueda encender fuego, utilizar fogones de gas y barbacoas; fumar dentro del bosque y hacer cualquier actividad de aprovechamiento forestal. También se activará la suspensión de todas las autorizaciones.
• Mantener las zonas de acceso en las urbanizaciones situadas en las zonas forestales limpias de vegetación, como también los caminos y las cunetas. Disponer de bocas de incendio de 100 mm de diámetro que tengan entre ellas una separación máxima de 400 metros.
• Instar los titulares de líneas aéreas de conducción de energía eléctrica a mantener limpias sus zonas y hacerlo también a las entidades propietarias o concesionarias de carreteras y otras vías públicas.
• Recordar los propietarios forestales la necesidad de mantener las fincas limpias de vegetación y de maderas procedentes de la tala de árboles.

Además, desde el año 2015 está prohibido en Terrassa quemar restos vegetales de manera permanente durante todo el año, para reducir el riesgo de incendios, y también para preservar los ecosistemas de la Anilla Verde, en cumplimiento del decreto de Alcaldía del 4 de febrero de 2015. Solo de forma excepcional se podrán autorizar cremas por motivos fitosanitarios cuando haya peligro de infección y la autoridad competente en sanidad vegetal determine que es necesaria la crema de restos sin moverlas de lugar.

Aun así, en Catalunya la Dirección General del Medio natural y Biodiversidad otorga autorizaciones, del 15 de marzo al 15 de octubre, para casos excepcionales, como pueden ser la realización de fuegos para tareas agrícolas o forestales o problemas fitosaniaris. Las solicitudes se pueden presentar en el Ayuntamiento de Terrassa, las oficinas del cuerpo de Agentes Rurales, a la oficina comarcal del departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio natural. Las peticiones serán concedidas por la Generalitat, pero con el informe favorable del Ayuntamiento correspondiente.