Terrassa tiene capacidad inmediata para dar refugio a más de 40 personas

El proceso de acogida se gestiona de forma coordinada con las entidades que trabajan con personas demandantes de asilo

La ciudad de Terrassa, a día de hoy, tiene capacidad inmediata para dar refugio además de una cuadragésima de personas, de forma coordinada entre el Ayuntamiento y las entidades que tienen convenio con el Gobierno español para gestionar los procesos de acogida. Aunque esta cifra no es la capacidad máxima de Terrassa en su voluntad de ser ciudad acogedora, sino que de las tres fases que integran todo el proceso para personas refugiadas: primera acogida, integración y fase de autonomía de las personas recién llegadas,en la primera de ellas puede atender a más de 40 de manera efectiva, y con plena capacidad para responder a sus necesidades.

La competencia de la atención social a personas solicitantes de asilo es responsabilidad del Estado Español, a través del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que dando cumplimiento a las obligaciones de la Convención de Ginebra, en cuanto a aspectos relacionados con la protección, el alojamiento y la cobertura de necesidades básicas, articula un programa de atención a solicitantes de asilo para las entidades que tiene conveniadas.

Desde hace meses, en Terrassa se está llevando a cabo una tarea de coordinación y formación de diferentes servicios implicados en estos procesos de acogida. El primer paso ha sido la formación de personal municipal de Servicios Sociales, a cargo de la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, con sesiones para proporcionar herramientas a los y las profesionales que tienen que resolver trámites con las personas demandantes de asilo.

Desde el inicio de la conocida como crisis de los refugiados, en 2015, el Ayuntamiento de Terrassa ha establecido contactos con instituciones y entidades especializadas para gestionar de la manera más eficiente posible la llegada de personas refugiadas a la ciudad. En este sentido, el Ayuntamiento siempre ha mostrado su predisposición a acoger personas refugiadas, participando de forma activa en encuentros de coordinación con instituciones y entidades especializadas en la materia para gestionar, de la manera más eficiente posible, la llegada de esta población afectada a la ciudad.

El consistorio también ha impulsado la creación de la Mesa de Refugiados, un espacio de participación que tiene como objetivo reunir las entidades implicadas y la ciudadanía que, a nivel particular, está interesada por la situación generada por el conflicto de Siria. La función de este órgano se ha centrado al proponer actuaciones consensuadas en favor de la acogida municipal al contingente de refugiados, informar a la ciudadanía y promover su participación

La puesta en marcha de nuevas líneas de trabajo integral, mediante la transversalidad de diferentes servicios municipales, englobando desde proyectos de ayuda humanitaria y acciones de concienciación de la ciudadanía, hasta la preparación para una eventual acogida en Terrassa, han sido lideradas por el servicio municipal de Solidaridad y Cooperación Internacional.

Ya en 2016, el Ayuntamiento participó económicamente en varios proyectos de ayuda de emergencia destinados a mejorar la vida de las personas refugiadas. Así, la concejalía de Solidaridad y Cooperación Internacional cooperó con un proyecto de asistencia básica para la población refugiada siria en Libia, articulado por el ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados); y ha emprendido varias acciones de apoyo a las tareas de salvamento en el Mediterráneo con la entidad Proactiva Open Arms.

El Ayuntamiento, además, ha articulado un listado de ciudadanos y ciudadanas con voluntad de colaborar en la acogida, que junto con la puesta en marcha de la Mesa de las Personas Refugiadas, acontece la vía más efectiva para trabajar de forma conjunta esta nueva situación social.

Exposición itinerante para desmentir rumores

Entre las acciones de difusión y concienciación que se llevan a cabo, hoy viernes se inaugura la exposición itinerante "Refugiados" en el Centro Cívico Municipal Montserrat Roig (av. de Barcelona, 180). La muestra, que recorrerá centros cívicos y bibliotecas de la ciudad, quiere desmentir con datos contrastados los mensajes xenófobos y rumores que se esparcin sobre la crisis de las personas refugiadas. La acción complementa la tarea de sensibilización que el Ayuntamiento está llevando a cabo desde el momento en qué estalló esta crisis. Desde entonces se han hecho talleres en las escuelas, conferencias, cuenta-cuentos en las bibliotecas, sesiones de cine y otras exposiciones sobre esta temática.