Un total de 614 alumnos de primaria han participado en una nueva edición del "Caminómetro" escolar

El objectivo es incentivar los desplazamientos a pie, bicicleta o transporte público

El teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad, Marc Armengol, ha entregado esta mañana los diplomas acreditativos a las escuelas participantes en el "Caminómetro 2017-18" y un llavero de los "Caminos Escolares" a los y las alumnas que han resultado ganadoras. Uno de los objetivos de esta iniciativa, que se hace desde el curso 2010-2011, es concienciar a los niños y las niñas del medio de transporte que utilizan para ir a la escuela, así como incentivar que hagan los desplazamientos en transporte público (autobús y tren) y/o transporte activo (a pie, en bicicleta o patinete) durante el resto del año. El "Caminómetro" es una de las actividades que figuran en el proyecto de "Caminos Escolares", que está vinculado al Plan de Mejora de la Calidad del Aire y al Plan de Movilidad Urbana de Terrassa.

En esta edición, la clase ganadora ha sido el grupo 5ºC de la Escola Bisbat d'Ègara. El segundo y tercer lugar corresponde a los grupos B y A de la Escola Serra de l'Obac, respectivamente. En total, han participado 614 alumnos de 24 aulas de tres escuelas: Bisbat d'Ègara, Serra del Obac y Roc Alabern. El teniente de alcalde ha hecho entrega de los diplomas esta mañana, a las 9 h en la escuela del Bisbat d'Ègara y a las 10 h al circuito del centro comercial Decathlon, al Parc Vallès, donde los alumnos de la Escola Serra de l'Obac estaban haciendo el circuito de educación viaria que promueve la Policía Municipal.


Calculando el índice de sostenibilidad

El "Caminómetro" es una actividad que permite establecer el índice de sostenibilidad en el trayecto que los niños y las niñas hacen de casa a la escuela durante una semana. Los alumnos marcan en un plano la distancia, en metros lineales, que hay en este trayecto y el medio de transporte que utilizan para ir a la escuela por la mañana. Si recurren a más de un medio de transporte marcan con el que hacen el itinerario más largo. Si llegan al colegio en coche y/o moto se los da la opción que los adultos los dejen a 200 metros de la entrada porque, así, puedan contabilizar los metros que hagan a pie.

En función del medio utilizado, se le aplica al escolar un factor de corrección según el nivel de contaminación y las emisiones. Así, ir a pie, en bicicleta y en patinete se multiplica por 1; en transporte público, por 0,5 y, en coche, por 0. Con todos los datos obtenidos, se calcula la distancia ponderada por niño y se obtiene un índice final de sostenibilidad por cada clase. Un golpe recogidas las puntuaciones se hace un ranking y se establece una clasificación que valora más los recorridos realizados en medios de transportes activos (a pie, en bicicleta o en patinete) y/o transporte público (autobús y tren).

De cara al curso próximo, el "Caminómetro" se hará extensivo en todas las escuelas que participen en el proyecto de "Caminos Escolares" y a los centros educativos que integran la Red de Escuelas para la Sostenibilidad de Terrassa (XEST).