Aprobado definitivamente el nuevo Reglamento Municipal de Participación Ciudadana

25 de los 27 concejales votan a favor del documento

Ciutadans i ciutadanes

El Pleno del Ayuntamiento de Terrassa ha aprobado definitivamente el nuevo Reglamento Municipal de Participación Ciudadana. En la sesión ordinaria del pleno celebrada el 21 de julio, la propuesta contó con los votos favorables de 25 de los 27 miembros del Consistorio. Excepto el PP, que votó en contra, y la CUP, que se abstuvo, el resto de grupos municipales (PSC, TEC, ERC-MAS, CiU y C 's) votaron a favor. La concejal de Ciudadanía y Calidad Democrática, Meritxell Lluís, destacó en su intervención que el nuevo reglamento es fruto de la demanda ciudadana "de un cambio en las formas de hacer política, de gobernar, basadas en valores como la proximidad, la transparencia, la eficacia y el rendimiento de cuentas de la Administración". En este sentido, advirtió que el documento es "un punto de partida, hay mucho camino por recorrer, pero sólo será el trabajo conjunto de todas y todos y cada uno/a de nosotros lo que nos permitirá ir más lejos y avanzar hacia una participación real y efectiva de la ciudadanía".

El nuevo reglamento, que debe sustituir al actual, aprobado hace 26 años y modificado en 1995, es un documento abierto y flexible para adaptarse a las realidades cambiantes y a las nuevas necesidades sociales de la ciudad. Para ello, dispone la creación de una Comisión de Impulso y Seguimiento, formada por los grupos municipales, por representantes de entidades, por la ciudadanía y por personal técnico municipal, con el objetivo de hacer un análisis de la participación en la ciudad para detectar las carencias y poder actuar en consecuencia.

El objetivo del nuevo reglamento es mejorar la calidad democrática en Terrassa, con la cooperación, la coproducción, la codecisión y la coevaluación ciudadana de las políticas públicas con la ciudadanía. Para ello, se establecen mecanismos de participación política y social de y con la ciudadanía, y vías para potenciar el diálogo, la proximidad, la transparencia y la corresponsabilidad con la sociedad en la búsqueda de una participación activa de la ciudadanía en el diseño y/o la ejecución de la política local.

Este nuevo reglamento es una prioridad política del equipo de Gobierno, recogida en el Plan de Mandato 2015-2019. Se estructura en 43 artículos, agrupados en 6 títulos y 11 disposiciones. Entre los aspectos más novedosos, abre la participación individual, rebajando la edad mínima de los 18 a los 16 años; refuerza la participación de las entidades y colectivos, se facilitan las intervenciones de la ciudadanía en los órganos municipales; se mejoran los instrumentos y mecanismos de participación; se potencia la audiencia pública como espacio de debate; se mejora la calidad de los procesos de participación; se fomenta la educación en la participación y la democracia; y se fomentan acciones para el apoyo al asociacionismo y el voluntariado.

El nuevo Reglamento Municipal de Participación Ciudadana es fruto de una amplia reflexión interna dentro del Consistorio y de un proceso de participación que ha implicado a muchas personas y entidades de la ciudad. En las sesiones de debate han participado 70 entidades y 200 personas y durante el proceso de participación se recibieron 261 propuestas ciudadanas.

El reglamento lo elevó al Pleno el pasado mes de marzo, para su aprobación provisional, la Comisión política de Calidad Democrática, formada por todos los grupos municipales. Con la aprobación inicial se abrió un proceso de información pública. En este periodo, cinco entidades presentaron diferentes escritos con alegaciones y sugerencias. La Comisión Política de Calidad Democrática decidió incorporar al reglamento las alegaciones que considera que mejoran el documento y rechazó aquellas que o no son de aplicación por motivos legales o se ha considerado que no aportan mejoras significativas o que contravienen los objetivos del reglamento.