Comienza el derribo del tercer bloque del esponjamiento de Ca n'Anglada

En julio comenzarán los realojos de la segunda fase

Enderroc de la segona faseHoy viernes han comenzado los trabajos de derribo del tercer bloque de pisos afectado por el proyecto de esponjamiento del barrio de Ca n'Anglada. Se trata del edificio ubicado en la calle de San Cosme, 198 bis, que completa la primera fase del proyecto. El Ayuntamiento de Terrassa ha adjudicado el derribo a la empresa Construcciones Desmontes Ribera Navarra, SA, por un importe de 121.290,76€. El plazo previsto de ejecución es de dos meses.

El proyecto de esponjamiento de Can Anglada contempla el derribo de nueve edificios en mal estado, con un total de 184 viviendas y 22 locales comerciales, el realojamiento de las personas que viven y la urbanización de los solares resultantes como zonas verdes y espacios públicos. Después de un largo proceso de adquisición de viviendas y realojamiento, en febrero de 2014 comenzó el derribo del primer bloque (c/ San Damià, 255 bis) y en diciembre comenzó el segundo (c/ San Damià, 257 bis). Con este tercer edificio finalizará la primera fase, con un total de 72 viviendas.

La operación ha supuesto hasta ahora el realojo de 26 familias en edificios de obra nueva de protección oficial del barrio de Torre-sana y 17 familias más en otras viviendas de titularidad municipal, mientras que once familias han optado por una vivienda en el mercado libre. Los 18 viviendas restantes eran propiedad de entidades financieras y se encontraban vacías.

La mayoría de las viviendas afectadas por el proyecto tenían hipotecas pendientes, lo que ha supuesto una larga negociación con las entidades financieras que ha hecho posible la condonación de deudas hipotecarias por valor de casi 650.000€.

La segunda fase prevé el derribo de los bloques ubicados en los números 2 y 4 del pasaje de la Prudència. La aportación inicial para esta segunda fase es de 3 millones de euros. La Generalitat de Catalunya aportará 1,5 millones con cargo al ejercicio de 2015, mientras que el Ayuntamiento de Terrassa destinará un millón en 2015 y medio millón más en 2016.

Actualmente, el Ayuntamiento está trabajando para realojar a las familias residentes en 32 viviendas de estos dos edificios. En los últimos meses, el Consistorio ha contactado con las familias para conocer las diferentes casuísticas y valorar las posibles soluciones para cada caso y a partir de julio se prevé que se puedan empezar a llevar a cabo los primeros realojos de la segunda fase. Antes, sin embargo, será necesario que la Junta de Gobierno Local apruebe el proyecto de tasación conjunta de la segunda fase, trámite que se prevé que se lleve a cabo durante el mes de junio.