El Pleno da luz verde a la firma del convenio para la tercera fase del esponjamiento de Ca n'Anglada

La última fase del proyecto de renovación urbanística incluye el derribo de cuatro bloques

El Pleno municipal celebrado ayer jueves, 23 de febrero, aprobó inicialmente el contenido del convenio que el Ayuntamiento tiene que firmar con la Agencia de la Vivienda de Catalunya para poner en marcha la tercera y última fase del proyecto de esponjamiento del barrio de Ca n'Anglada. De este modo se da luz verde al último paso de este importante proceso de renovación urbanística del barrio.

La tercera fase del proyecto incluye el derribo de cuatro bloques, los números 1 y 3 del pasaje de la Concòrdia, el número 2 del pasaje de la Constància y el número 1 del pasaje de la Previsió, que en total suman 80 viviendas. La reubicación de los residentes de estas viviendas con derecho de realojo y el escombro posterior de los inmuebles se prolongará durante tres años. El objetivo es acabar toda la operación de esponjament de Ca n'Anglada a finales del 2019.

La previsión es que el Ayuntamiento y la Agencia de la Vivienda de Catalunya destinen 7,5 millones de euros durante los cercanos tres años. De momento, el 2017 el Consistorio aportará 1,4 millones de euros y la Agencia de la Vivienda de Catalunya, 1,25. El convenio que el Pleno aprobó ayer prevé que el presupuesto correspondiente en 2018 y 2019 se vaya concretando progresivamente hasta llegar a una aportación de 3,75 millones de euros por parte de cada una de las administración.

A partir de la aprobación del Pleno se abre un plazo de un mes de exposición previa a la firma definitiva. Aunque ya se han hecho 13 realojos provisionales correspondientes a la tercera fase. Se trata de residentes que tenían necesitados especiales. Igualmente, se han iniciado los contactos con los habitantes de los bloques afectados para garantizar la máxima información durante todo el proceso.

El proyecto de esponjament de Ca n'Anglada se puso en marcha en 2012 y ya se han desarrollado las dos primeras fases. Para ejecutar la primera, el Ayuntamiento y la Agencia Catalana de Vivienda destinaron seis millones de euros, y tres millones más para la segunda fase, cantidades que las dos administraciones han aportado a partes iguales. De hecho, la segunda fase está todavía en ejecución, puesto que no se ha llevado a cabo el escombro de los bloques del Pasaje de la Prudencia 2 y 4. La actuación de derribo de esta fase se encuentra actualmente en fase de licitación.