Jordi Ballart hace público en este mandato su declaración de Bienes y Derechos Patrimoniales

Es el primer gesto de transparencia del alcalde, en su primer día de gobierno

Jordi Ballart en la declaració de béns Jordi Ballart, alcalde de Terrassa, ha firmado este lunes su declaración pública de Bienes y Derechos Patrimoniales ante el secretario general del Ayuntamiento, en su primer acto público de este nuevo mandato, tras ser elegido alcalde el pasado sábado por el Pleno del consistorio.

Con esta declaración, Ballart ha querido dar una muestra clara del ejercicio de transparencia que anunció en su discurso de investidura y que será uno de los pilares del nuevo gobierno municipal. El alcalde ya hizo también este gesto el primer día de su anterior mandato.

Ballart ha dicho que "la sociedad exige a los representantes políticos valentía, que no se escondan, que expliquen abiertamente lo que son y lo que tienen. Creo que esto debe contribuir a mejorar la confianza en las instituciones y en combatir la desafección política que estamos viviendo en estos momentos en la sociedad."

Jordi Ballart ha declarado que dispone de un piso de 46 m2 en el barrio del Segle XX, por el que paga una hipoteca mensual de 800 euros, y un coche Seat Altea con una antigüedad de 10 años.

En consonancia con esta transparencia, Jordi Ballart, anunció el sábado que este será un gobierno municipal abierto a la participación directa de la ciudadanía, al diálogo y al debate con todas las fuerzas políticas. Una manera de gobernar que también se trasladará a todo el equipo técnico municipal. Esta misma mañana, el alcalde ya ha hecho llegar a todos y todas los trabajadores del ayuntamiento un mensaje de inicio de mandato, poniéndose a su disposición e invitándoles a tomar parte en este proceso, para hacer realidad este compromiso con rigor, seriedad y eficacia.

Esta semana el alcalde hará público el nuevo cartapacio municipal y tendrá varias reuniones con agentes sociales y económicos de la ciudad para seguir trabajando juntos con el objetivo de preservar el estado del bienestar, impulsando la creación de empleo y velando por los derechos de las personas más desfavorecidas.