El Ayuntamiento de Terrassa crea su registro de grupos de interés

Recollirà informació sobre els actors que incideixen en la política municipal

Govern Obert editatEl Pleno municipal, reunido ayer en sesión ordinaria, aprobó la creación del registro de grupos de interés del Ayuntamiento de Terrassa y de su sector público. Todos los grupos municipales votaron a favor de la creación del registro, una propuesta de la Comisión Informativa Especial en materia de transparencia. De este modo el Ayuntamiento de Terrassa acontece el primero de Catalunya a dotarse de esta herramienta.

Tal como determina la Ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, todas las administraciones públicas tienen que crear estos registros con la finalidad identificar y dar conocimiento público de los grupos de interés, también conocidos con los nombres de grupos de presión, lobbys o stakeholders, que tienen relación con el Ayuntamiento de Terrassa. Estos grupos están constituidos por personas físicas o jurídicas privadas y también por organizaciones sin personalidad jurídica que llevan a cabo actividades, directas o indirectas, de participación activa en la elaboración y la aplicación de las políticas públicas de las administraciones, con el fin de influir en la orientación de estas políticas en defensa de un interés propio, de terceros o general. En este sentido, son grupos de interés las entidades vecinales, culturales, deportivas, solidarias, etc.

Así, el registro incluirá todo tipo de entidades y empresas que influyan directamente o indirectamente en los procesos de elaboración o aplicación de las políticas y la toma de decisiones, pero también plataformas, redes u otras formas de actividad colectiva que constituyen de facto una fuente de influencia organizada por cualquier canal, incluyendo las reuniones y audiencias tenidas con cargos públicos, autoridades, empleados públicos y también las comunicaciones, los informes y otras contribuciones que fruto de la participación voluntaria se realicen sobre propuestas normativas, actos jurídicos, o consultas.

La inscripción al registro, que tiene carácter voluntario, establece las obligaciones a las cuales restan sujetas, entre las cuales destacan la de aceptar y cumplir un código de conducta que tiene que asegurar que la actividad desarrollada ante las autoridades, los cargos públicos y el personal funcionario respete siempre el marco legal.

El registro es de carácter público y gratuito y su contenido será accesible por medio del Portal de la Transparencia Municipal, y por medio del Registro de grupos de interés de gestión centralizada del Portal de la Transparencia de la Generalitat de Catalunya.

En el plazo máximo de un año desde la puesta en marcha del registro se harán las adaptaciones de los sistemas de información necesarios porque este sea plenamente electrónico. Durante este plazo, las altas y cualquiera otro trámite se podrán hacer presencialmente.