El Ayuntamiento de Terrassa pone en marcha el Plan Local de Drogas 2017-2020

El documento, aprobado ayer por el Pleno, integra a los principales actores implicados

logo del pla

El Ayuntamiento de Terrassa ha elaborado un Plan Local de Drogas que permitirá desarrollar en la ciudad diversas actuaciones en el ámbito de la prevención del consumo de drogas y abordar con visión transversal los problemas derivados de su consumo. El documento, aprobado ayer por unanimidad en el Pleno municipal, compila y define los principios rectores, objetivos y ejes de trabajo, así como el funcionamiento, estructura y evaluación de los programas y acciones que configuran la intervención en el ámbito de las drogodependencias en la ciudad.

El plan se ha elaborado a partir de una diagnosis hecha con la participación de más de 40 personas vinculadas a entidades, servicios y recursos de la ciudad, y primando la integración de entidades y actores de salud. Para mejorar la coordinación entre servicios y entidades, se ha elaborado una metodología de trabajo que permitirá agilizar el trabajo conjunto y desarrollar una acción transversal, que implicará a varios servicios municipales (Salud, Servicios Sociales, Policía Municipal, Juventud, Deportes, etc) así como a las entidades y servicios sanitarios vinculados al trabajo en drogodependencias. En este sentido, la concejal de Salud, Maruja Rambla, ha destacado que este plan "tiene una dimensión mayor que el Plan Municipal de 2012 y supone un paso adelante, porque además de integrar las entidades de la ciudad que trabajan en este ámbito y los principales agentes de salud, también tiene en cuenta a grupos de usuarios de drogas y a representantes de las asociaciones cannábicas, pasando así de Plan Municipal a Plan Local". La concejal ha añadido que "todas las acciones del plan se desarrollarán de forma consensuada y coordinada, y todo el mundo tendrá su voz y su espacio a la hora de abordar la problemática de las drogas".

Por otro lado, el nuevo plan pone también el acento en la difusión y conocimiento del Plan entre la población general, para integrar la mirada de la ciudadanía y potenciar su participación e implicación en la toma de decisiones.

El Pla prevé la creación de dos nuevas comisiones: una técnica, que incorpora siete servicios municipales, las entidades ciudadanas que trabajan en el ámbito de las drogodependencias y las asociaciones cannábicas; y una política, que garantizará el compromiso de despliegue del Plan. Se mantendrá también el Plenario, creado a raiz del Plan municipal de 2012, con todos los actores implicados.

Otra novedad de este plan será la creación de un espacio virtual (web) que tendrá dos partes diferenciadas. En primer lugar una sección de acceso abierto, con funciones informativas y divulgativas de cara a la ciudadanía, que servirá también para recoger preguntas, opiniones, etc. Por otro lado, una parte de acceso restringido con funciones de espacio de trabajo para los miembros del plan, que funcionará como lugar de intercambio de información de forma continuada. Además, se prevé realizar una jornada anual, abierta a la ciudadanía, que abordará algún tema de interés general en el ámbito de las drogodependencias.