El Ayuntamiento de Terrassa pone en marcha un proceso de participación para recoger ideas sobre el uso de sensores en los edificios de la ciudad

El municipi opta a una convocatòria d'ajuts estatals sobre edificis intel·ligents 

imatge promocional del procés

El Ayuntamiento de Terrassa ha puesto en marcha un proceso participativo con el objetivo de recoger ideas y propuestas de la ciudadanía sobre el uso de sensores en los edificios. Con este proceso, el Consistorio quiere implicar la ciudadanía en un proyecto en el ámbito smart city basado en la información que pueden facilitar los edificios gracias al despliegue de la llamada "Internet de las Cosas" (IoT, por sus siglas en inglés). Para desarrollar este proyecto, el Ayuntamiento optará a la convocatoria de ayudas "Pilotos de edificios inteligentes" del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Toda la ciudadanía ya puede hacer sus aportaciones a través de la plataforma Participa Terrassa. Sólo hay que registrarse y acceder a la sección "propone ideas". Allá se puede introducir una idea, describir una problemática que se podría solucionar con la instalación de sensores en edificios, proponer un nuevo servicio, etc. No se trata sólo de mejorar servicios ya existentes, sino de plantear otros nuevos, ya sea a cargo del ayuntamiento o del sector privado, del ámbito universitario o de la misma ciudadanía, pero siempre orientados a hacer una ciudad mejor. Se puede participar a título personal o como entidad, y se pueden hacer tantas propuestas como se quiera. A partir de las ideas aportadas, se redactará un proyecto que se presentará a la convocatoria de ayudas ministerial, que contempla subvencionar el 50% de los proyectos presentados por los ayuntamientos. La línea de financiación para Cataluña es de cinco millones de euros y sólo pueden optar a ella las ciudades de más de 200.000 habitantes, es decir Barcelona, L'Hospitalet, Terrassa, Badalona y Sabadell.

El proceso acaba de arrancar con las fases de información y de recogida de propuestas, que se desarrollarán en paralelo hasta el 31 de mayo. En este tiempo, la ciudadanía podrá abocar sus ideas a la plataforma Participa Terrassa y mientras tanto se llevarán a cabo diferentes acciones para dar a conocer el proceso. La siguiente fase, de validación y selección de propuestas, se desarrollará durante los primeros días de junio. Un comité de expertos estudiará las propuestas, recabará más información si es necesario y seleccionará las que se incluirán en el proyecto que se presentará a la convocatoria de ayudas "Pilotos de Edificios Inteligentes". Los criterios de selección se basarán en la viabilidad, la generación de nuevos servicios de utilidad para la ciudad y la innovación.

Durante el segundo semestre del año y el primer trimestre del año próximo, se hará difusión de las aportaciones que resulten seleccionadas, el proyecto final se hará público y se abrirá un proceso de debate orientado a recibir las opiniones, comentarios y sugerencias sobre el proyecto, que se analizarán y se podrán tener en cuenta a la hora de ejecutarlo. Antes de acabar el año, el ministerio hará público qué proyectos subvencionará y a partir de abril de 2019 se empezarán a implementar.

 

Hacia la ciudad inteligente

La iniciativa de impulsar un proyecto sobre edificios inteligentes, y el proceso participativo que se deriva, se enmarcan en el Plan director smart city Terrassa, el documento que recoge las líneas de actuación del Gobierno municipal en este ámbito. El Plan, vigente desde 2015 y hasta el 2020, plantea aplicar soluciones innovadoras, a menudo de cariz tecnológico, para hacer una ciudad mejor en diferentes ámbitos o dimensiones: economía, movilidad, medio ambiente, gobernanza, calidad de vida y capital humano, en un proyecto de ciudad, transversal, sostenible, transparente y centrado en la ciudadanía.

El uso de sensores que registran y transmiten datos en tiempo real no es nuevo en Terrassa. Desde 2015, el Ayuntamiento utiliza esta tecnología para usos y aplicaciones varios a través de la plataforma Sentilo Terrassa. Esta plataforma permite consultar datos como por ejemplo la ubicación de los autobuses y los vehículos de mantenimiento urbano, la situación de los contenedores de residuos del sistema de recogida lateral, la lectura de más de medio centenar de contadores eléctricos y de gas de varios equipamientos municipales, el estado de ocupación de diferentes pàrkings, o los datos de varias estaciones meteorológicas, entre otros. En total se pueden consultar, en tiempo real, los datos facilitados por más de un millar de sensores.