El Ayuntamiento de Terrassa recupera para la ciudad la antigua sede consistorial

La Junta de Gobierno ha aprobado una permuta que permitirá recuperar el emblemático edificio, inaugurado en 1836 y reformado por Muncunill en 1904

El Ayuntamiento de Terrassa recuperará próximamente para la ciudad la antigua Casa de la Villa, ubicada en el Raval de Montserrat, 13. La Junta de Gobierno Local ha aprobado este 13 de julio el convenio que hará posible una permuta entre el Ayuntamiento de Terrassa y el Instituto Industrial, propietario del inmueble, que el Ayuntamiento hace años que quiere recuperar. A cambio del edificio, el Ayuntamiento cederá a la entidad un solar edificable ubicado en la calle de Marconi, 217, calificado de uso industrial.

El antiguo Ayuntamiento de Terrassa, inaugurado el 1836, lo proyectó Jacint Matalonga. En 1904, cuando el edificio ya era la sede del Instituto Industrial, se  hicieron obras de reforma, dirigidas por Lluís Muncunill. El inmueble, que consta de bajos, planta y buhardillas, presenta una planta simétrica, con el salón de plenos como elemento central. El salón conserva todavía pinturas, vitrales y otros elementos decorativos de Joaquim Vancells, uno de los principales introductores del modernismo pictórico en Terrassa. En la fachada principal, como testigos del uso original del edificio, se mantienen dos relieves que reproducen la torre del escudo de la ciudad.

El edificio fue sede consistorial hasta el 1898, cuando pasó a manos del Instituto Industrial de Terrassa, que lo ocupó hasta 1952. A día de hoy esta entidad mantiene la propiedad del inmueble, aunque ha tenido desde entonces otros usos. Durante los años 80 y 90 acogió el Centro Excursionista de Terrassa, motivo por el cual hoy todavía muchas personas conocen el edificio por este nombre, más que por Instituto Industrial o antiguo Ayuntamiento.

Con la aprobación del convenio por parte de la Junta de Gobierno se materializa el trabajo hecho hasta ahora para lograr la preservación patrimonial e histórica del edificio y, a la vez, volver a darle un uso público, y se pone en marcha la tramitación necesaria para hacerla efectiva. La firma del convenio tendrá lugar a lo largo del próximo trimestre. En paralelo, el Ayuntamiento está trabajando en un estudio que determinará los usos de este emblemático edificio, en función de sus características.