El Ayuntamiento continúa reforzando los servicios de limpieza viaria y recogida de residuos e intensifica las medidas para hacer frente al incivismo

Se han contratado 125 trabajadores para los meses de verano, y en septiembre se contratarán cinco inspectores

Personal d'Eco-Equip fent tasques de neteja viària

Continuando con los compromisos recogidos en el Pacto por la Limpieza y la Recogida Selectiva de Residuos, el Ayuntamiento de Terrassa está implementando este verano nuevas medidas para seguir reforzando el servicio de limpieza, haciendo hincapié en la contratación de personal y en la intensificación de las medidas contra el incivismo, especialmente después del repunte que se ha detectado en las últimas semanas en cuanto a vertidos incontrolados de voluminosos al espacio público. Este mes de julio se han contratado más de un centenar de personas y en septiembre se pondrán en marcha otras acciones para mejorar el servicio.

La empresa municipal Eco-Equip ha contratado este mes de julio un total de 125 personas, por un periodo de entre uno y tres meses. La mayoría de las contrataciones servirán para mantener el nivel de los servicios mientras parte de la plantilla hace vacaciones, otras se destinarán a cubrir bajas y 33 personas reforzarán varios servicios, principalmente los de recogida de muebles y limpieza de contenedores. La incorporación de más personal a la recogida de muebles se ha traducido ya este mes de julio en un notable incremento en la recogida de esta fracción de residuos: durante los diez primeros días del mes la media ha sido de 14,2 toneladas diarias recogidas, mientras que a partir de la incorporación de nuevo personal, la media se ha situado en 18,5 toneladas diarias, es decir un 30% más.

Por otro lado, actualmente está en marcha el proceso de selección para contratar, el próximo septiembre y hasta final de año, a cinco personas para hacer tareas de inspección. Estas cinco personas (cuatro inspectores y un coordinador) formarán un equipo que trabajará en horario de tarde. El servicio de Medio ambiente dispone de un equipo de inspectores de residuos que trabaja en horario de la mañana, de forma que ahora  habrá inspectores en la calle durante todo el día. La función de los inspectores es comprobar in situ que la ciudadanía gestiona correctamente sus residuos, detectando conductas incívicas y denunciando a las personas que cometan infracciones. Estos equipos de inspección intensificarán su acción y su coordinación con la Policía Municipal, investigando siempre que sea posible la responsabilidad de las infracciones que encuentren, hablando con el vecindario y visibilizando su tarea, para contribuir a acabar con la sensación de impunidad que tienen algunas personas que llevan a cabo acciones incívicas pensando que nunca  habrá consecuencias.

 

Prueba piloto sobre recogida de voluminosos

Las acciones para mejorar la limpieza viaria y la recogida de residuos hasta final de año incluyen también una prueba piloto para implantar un nuevo modelo de gestión en la recogida de muebles y voluminosos. Actualmente, las personas que se quieran deshacer de este tipo de residuos tienen que llamar al teléfono gratuito 900 720 135 para saber qué día pueden bajarlos a la calle, y evitar así que los desechos estén unos cuántos días en la vía pública. El sistema que se probará ahora pasa por fijar un día de la semana concreto para cada barrio, haciendo innecesaria la llamada previa a Eco-Equip.

A partir de noviembre y hasta abril se llevará a cabo una prueba piloto en el barrio de Segle XX y a partir de aquí se valorará la extensión del modelo a toda la ciudad. Se ha escogido Segle XX por las características del barrio, muy delimitado por el parque de Vallparadís y vías principales de circulación, y con mucho suelo industrial. Todo ello hace que las zonas de aportación (agrupamientos de contenedores) del barrio queden delimitadas en un perímetro muy definido, minimizando posibles confusiones sobre los límites del barrio.

A principios de octubre, un mes antes del inicio de la prueba, arrancará una campaña informativa en el barrio sobre el nuevo sistema, con el lema «Los muebles, al día!». Se enviarán cartas a las familias residentes informando del cambio y de qué día es el asignado al barrio, que a dia de hoy está por determinar. Habrá también informadores y se distribuirán planos del barrio y pegatinas con el lema «Los muebles, al día!», donde se concretará el día escogido. Además, se llevarán a cabo diferentes acciones de difusión en espacios públicos y en redes sociales.